Síguenos

Advertisement
Foto: Darron Cummings / AP

En medio del éxito de su nuevo sencillo “Look What You Made Me Do” –que alcanzó el número uno del Hot 100 de Billboard en tiempo récord–, la cantante Taylor Swift ha sido demandada por los compositores Sean Hall y Nathan Butler, quienes argumentan que su canción de 2014 “Shake It Off” es un plagio del tema de su autoría "Playas Gon 'Play", compuesto en 2001 para 3LW.

Según reporta TMZ, los autores de éxitos para Backstreet Boys, Justin Bieber, Maroon 5, entre otros, le están exigiendo a la cantante el 20% de las ganancias generadas por “Shake it Off”, primer sencillo del álbum 1989.

Los compositores que están demandando a Swift aceptan que las melodías de las canciones no son parecidas, pero aseguran que las similitudes de los versos “Cause the players gonna play, play, play, play, play/ And the haters gonna hate, hate, hate, hate, hate” y los de su canción, “The playas gon’ play/ Them haters gonna hate” son innegables.

Los representantes de la cantante han dicho que: “Se trata de una acusación ridícula de la que sólo buscan sacar algo de dinero. La ley es simple y clara sobre estos temas y aquí no hay un caso”.

Lee: En defensa del plagio musical.

Taylor Swift ya había sido demandada en 2015 por un supuesto plagio de “Shake it Off”. En aquella ocasión fue el cantante de R&B Jesse Graham quien la acusó por haberle copiado algunos versos del tema de su autoría “Haters Gona Hate”, escrito en 2013.

Según reportó El País, la letra de Graham dice “Haters gone hate, players gone play. Watch out for them fakers, they'll fake you everyday", mientras que la de Swift dice: "Cause the players gonna play, play, play. And the haters gonna hate, hate, hate". Por este supuesto parecido, Graham le pedía a Swift una compensación de 42 millones de dólares.

A nuestro modo de ver, el parecido en las letras es mínimo, y como bien dicen los representantes de Swift, ¡ridículo!

Taylor Swift - Shake It Off

3LW - Playas Gon' Play

Advertisement