Síguenos

Advertisement
Foto: AP

El rey del rock murió un 16 de agosto de 1977 en su residencia en Memphis a los 42 años. Nadie podía creerlo, el mundo había sido testigo del ascenso y caída de la primera gran estrella del rock.

Desde entonces, sus seguidores han acudido cada año a Graceland, su mansión en Memphis, para rendirle tributo a una de las más grandes leyendas del siglo XX.

Durante la semana en que se realiza la Vigilia Anual, sus seguidores organizan conferencias, bailes, subastas, shows de imitaciones y otras actividades que forman parte de la tradicional “Semana de Elvis”.

La entrada a Graceland –la segunda residencia más visitada en Estados Unidos después de la Casa Blanca– había sido gratuita durante los últimos 39 años, pero esta vez sus fans se toparon con la noticia de que ahora hay que pagar 28,75 dólares por la visita.

¡Drama!

En el comunicado publicado por los administradores de la casa se aclara que los visitantes que quieran asistir a la vigilia deben comprar un boleto de entrada para poder acercarse a la tumba que se encuentra en el jardín de la mansión.

El documento aclara también que el boleto permitirá la entrada al nuevo complejo de entretenimiento de Graceland, que cuenta con un nuevo museo que narra la carrera de Elvis, un museo automovilístico llamado Presley Motors y “Graceland Soundstage", un espacio que cuenta con un escenario para shows, sala de reuniones, un restaurante, un diner inspirado en los cincuenta y algunas tiendas.

Esta decisión no hizo felices a muchos de sus seguidores. Entre los que se encontraban en los primeros lugares de la fila (habían llegado el día anterior) comentaron:"No creo que a Elvis le hubiera gustado enterarse de que le están cobrando a su seguidores por subir y ver”, dijo Cheryl Skogen, de Los Ángeles.

En redes sociales (siempre es en redes sociales) las reacciones por este nuevo cobro han dividido a los fans, pues algunos aseguran que es un precio justo por el privilegio de visitar un lugar tan importante en la historia del rock. Otros, los más codos, dicen que Elvis debe estar revolcándose en su tumba ante semejante agravio. ¿Será?

Los de Elvis Presley Enterprises, quienes operan la casa, han hecho caso omiso de las quejas en internet y están preparados para recibir a los 50 mil visitantes que tradicionalmente asisten a la vigilia.

Advertisement