Síguenos

Advertisement
Foto: Matt Sayles / Invision / AP

Algunas de las que compiten para ser canciones del verano llevan todo el año sonando. Otras tienen la intención de seguir con nosotros hasta la fiesta de Año Nuevo.

Estas canciones del verano y los hits en general revelan mucho más de nosotros de lo que nos gustaría aceptar. Más de uno debe sentirse agradecido por nuestra casi nula obsesión por registrarlo todo en aquellos días en los que bailar “Rumba, samba, mambo” parecía una buena idea.

Díganme por favor que no soy la única que recuerda “Rumba, samba, mambo”.

Los creadores de las listas de éxitos más importantes en la industria musical han puesto a competir a las canciones del verano boreal (los habitantes del hemisferio sur deberían exigir su propia lista) desde 1958.

Los contendientes que Billboard ha tomado en cuenta son las canciones que más suenan durante el periodo comprendido entre el Día de los caídos (Memorial Day, 28 de mayo) hasta el Día del Trabajo en Estados Unidos (4 de septiembre).

La primera canción que consiguió todo lo mencionado en el párrafo anterior fue “Nel Blu Dipinto Di Blu (Volaré)" de Domenico Modugno. Unos años más tarde, en 1962, fue Stevie Wonder quien lo consiguió con "Fingertips – Pt. 2".

El verano de 1964 todos estaban locos por "Where Did Our Love Go" de The Supremes y un año más tarde, en 1965, los reyes de la estación fueron The Rolling Stones con "(I Can't Get No) Satisfaction".

El del 67, en los días del verano del amor, el título se lo llevó "Light My Fire" de The Doors. Y en los setenta estuvieron por ahí Elton John, Eagles, los Bee Gees y Donna Summer. Los ochenta fueron tiempos de gloria para The Police, Prince, Madonna y Richard Marx. Durante la década siguiente, la música de fondo de las pool parties fue interpretada por UB40 ("Can't Help Falling In Love"), TLC ("Waterfalls"), Los Del Río (“Macarena”) y Puff Daddy (“I’ll Be Missing You”).

En los dosmiles ya estaban ahí "U Remind Me" de Usher, "Hot In Herre" de Nelly, "Crazy in Love" de Beyonce y Jay-Z, “Umbrella” de Rihanna y “I Kissed a Girl” de Katy Perry.

Parecería una lista ociosa basada en las artimañanas de los agentes o publicistas de músicos y disqueras, pero en realidad es un ranking con una rigurosa metodología detrás. Estas canciones se clasifican en función del comportamiento de los tracks dentro del Billboard Hot 100 durante el verano (o el periodo mencionado: 28 de mayo-4 de septiembre).

Según explica Billboard, “para el periodo de 1991 y años anteriores –previos al monitoreo realizado por Nielsen Music– las clasificaciones se basaban en un sistema de punto inverso en el que se asignaba el mayor valor a las semanas en el número uno y el menor a las semanas en la posición 100".

"Desde 1992 –y con los datos arrojados por Nielsen– las clasificaciones se basan en reproducciones en radio, ventas, streaming y otros puntos tomados de un conjunto de datos que se incluyeron en el Hot 100 desde entonces”.

A los concursantes por la Canción del Verano de 2017 –y probablemente de todos los años de la historia de este ranking– les gusta ir por ahí asegurando que no tienen idea de cómo funciona todo esto. ¡Son modestísimos! En una consulta que hizo Buzzfeed con muchos de ellos, casi todas sus respuestas tienen un factor común: el éxito de sus canciones es algo que NUNCA JAMÁS SE HUBIERAN IMAGINADO.

Luis Fonsi incluso hace una analogía muy divertida. Dice que la historia de “Despacito” es como cuando sales con tus amigos y todo parece indicar que será una noche medio aburrida, pero al final todo sale bien y pasan una noche increíble que, de haberla planeado, probablemente no habría sido tan perfecta.

Eso dicen todos. Pretendamos que les creemos.

Hay a quienes no les gusta que una canción se lleve el título de honor de Canción del Verano porque, dicen, es un periodo tan largo que da para armar una playlist tan extensa como emocionante.

Quien se toma muy en serio su papel de contendiente y su sentido de la ironía es Diplo, al asegurar en la entrevista con Buzzfeed: “Estoy listo para pelear hasta sangrar contra Luis Fonsi (“Despacito”). Si se tratara de un combate de lucha libre, tendría que eliminar primero a Khaled y a Selena Gómez, lo cual no sería tan difícil. En cambio, Fonsi, parece ser más veloz y más fuerte, pero haré todo lo posible. He estado entrenando todo el año para esta pelea”.

Y quien no se anduvo con rodeos en la consulta con Buzzfeed fue Khaled, al decir que no compite con nadie, pues él es el único e indiscutible rey del verano.

Al encontrarnos justo a medio camino en esta competencia, aún nos queda mucho tiempo para apostar por nuestros favoritos basándonos en métodos más abstractos pero divertidos, como nuestra intuición o el gusto, esos parámetros relacionados únicamente con el movimiento de nuestra cabeza y la altura que alcanza nuestro pie al moverse al ritmo de la canción que tanto nos ha obsesionado en los últimos meses.

De acuerdo a este criterio, ¿cuál tendría que ser la canción del verano?

Acá, una playlist con las canciones que aspiran a llevarse el título de Canción del Verano 2017:

Advertisement