Síguenos

Advertisement
best-music-streaming.jpg

Durante los últimos años, el streaming se ha convertido en la herramienta principal para escuchar música. El catálogo de música de las plataformas más utilizadas, es decir, Spotify, Apple Music, Google Play, Soundcloud, Deezer, Tidal y hasta Claro Música, es casi infinito. Con tan sólo dar un par de clics, puedes encontrar el éxito del momento o una canción desconocida del pasado que explique la música del presente.

En estos bancos de música viven las discografías completas de artistas icónicos de casi todas las décadas como David Bowie, The Rolling Stones, The Smiths, The Cure y hace poco se incorporaron The Beatles y Prince. Por esto, el encuentro con los sonidos de antaño es más factible que en su propia época, en la que, por lo menos en México, conseguir un álbum de este tipo de bandas significaba un logro para sus seguidores. Además, las plataformas de streaming han sido un apoyo importante a la escena independiente que no cuenta con la inversión de disqueras para promocionar sus álbumes en formato físico. En nuestro país, por ejemplo, existe el fenómeno del venezolano Danny Ocean, que superó a “Despacito” con “Me Rehúso” como la canción más escuchada del año.

También existen casos más específicos como el de Sotomayor, quienes llegaron a los premios Grammy después del lanzamiento de su álbum Conquistador. Asimismo, está el ejemplo de Wet Baes, proyecto musical del joven de 20 años Andrés Jaime quien con tan sólo 21 años de edad y dos años de trayectoria en la sombra, ha conseguido ser escuchado por más de 30 mil personas al mes y presentarse en casi todos los festivales de música (desde Bahidorá hasta Pal’ Norte), gracias al apoyo de plataformas como Apple Music.

De 2012 a 2016 la demanda de streaming creció alrededor de 7% a nivel mundial de acuerdo a un artículo especializado publicado en El Universal. En países como Estados Unidos, el consumo en streaming representó 51% de los ingresos de la industria musical, mientras que la venta física de discos sólo aportó 22%, de acuerdo con datos de la Asociación de Industria Discográfica de EU. Se calcula que en el país del norte existen al menos 22.6 millones de suscriptores que pagan por tener música sin anuncios. Esto refleja una evolución importante respecto al consumo de música y además, coloca en los reflectores a artistas que hace tan sólo tres años apenas despuntaban, como el caso de Ed Sheeran, que fue el artista masculino más escuchado del año en Spotify.

En cuanto a las ganancias que genera el consumo vía streaming, tan sólo en 2016, los ingresos de la industria musical alcanzaron los 2 mil 495 millones de pesos, de los cuales 66% correspondieron a la venta de música en formato digital, contra el 24% del formato físico; esto, de acuerdo con el Global Music Report 2017 replicado en El Financiero. Los ingresos en en la escena musical en América Latina representaron un 57% gracias al streaming; hasta 250 millones de dólares, de los cuales, Spotify obtuvo el 80% de esas ganancias.

Estas cifras muestran el crecimiento constante de las plataformas y sus artistas en Latinoamérica. En 2017, la música latina llegó a los oídos del mundo gracias a "Despacito" de Luis Fonsi y Daddy Yankee y el hip hop predominó en las playlist de los usuarios y también en plataformas de video como YouTube.

En México

Los hábitos de consumo musical por parte de los mexicanos ha cambiado conforme se mueve el tablero de la industria. En una encuesta que llevó a cabo El Universal en junio, el 37.56% de los participantes prefieren escuchar música vía streaming que a través de las otras modalidades (CD, vinilo, YouTube o la radio).

En el país, Spotify se mantiene como la plataforma de música más escuchada con el 60% de los usuarios digitales y Google Play ocupa el segundo puesto con una cifra de 12.3% de usuarios. Después de Spotify se encuentra Apple Music con un 8.1% del mercado; Claro Música con 7.4%; Tidal con 2.1% y otros con el 4.2% restante. Los mexicanos han adoptado el reggaetón como su género favorito, poniendo en la cima a artistas como Danny Ocean, J Balvin, Luis Fonsi y Maluma, entre otros.

El futuro del streaming

De acuerdo a un artículo publicado por Pitchfork sobre el futuro del consumo en streaming, algunas plataformas se encuentra en una disyuntiva entre cobrar forzozamente por su servicio o simplemente quedarse en la opción alternativa de cobro. Esto se debe a que en muchas ocasiones, las empresas como Spotify y Deezer (que utilizan la última opción mencionada), se quedan con la mayoría de las regalías generadas por los artistas. Por esta razón, Taylor Swift retiró de la plataforma su álbum 1989, un suceso que también hizo cuestionar a los propios empresarios sobre el futuro de sus imperios.

Plataformas como Souncloud y Youtube ya cuentan con opciones de cobro (Soundcloud Go y YouTube Red) mientras Apple Music lo hizo desde un principio un método de pago. En 2018, el streaming seguirá en aumento respecto a los datos que recopiló Pitchfork. Spotify cuenta con 89 millones de usuarios, YouTube Red 1 millón de usuarios y SoundCloud 175 millones de usuarios.

streaming-chart-3b.png

Advertisement

Relacionados