Síguenos

Advertisement
JUNGLE1242.jpg

En 2014, una banda llegó a la escena musical para posicionarse como una de las apuestas más interesantes de la nueva oleada del soul, el funk y la electrónica. Su nombre: Jungle, un proyecto liderado por los amigos Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson, y formado por más de siete músicos en vivo.

Canciones como “Busy Earnin’” les hicieron merecedores de una nominación a los prestigiosos premios Mercury Prize y se colocaron en el Top 10 de las listas de popularidad de Gran Bretaña, demostrando su talento.

Después de tocar en festivales como Glastonbury, sumar más de un millón de reproducciones en plataformas como Spotify, obtener una base de fans de más de 50 mil personas en países como México y recibir elogios de personajes como Noel Gallagher, la agrupación regresó después de cuatro años sin lanzar música con For Ever, su segunda producción discográfica.

Lo que inspiró 'For Ever'

De acuerdo con una entrevista que la agrupación tuvo con The Sun, el disco está inspirado en una relación fallida de Josh cuando este se mudó de Los Ángeles a Londres: “lo que realmente sucedió fue que me enamoré de alguien que casualmente vivía allí y algunas de las experiencias del disco fueron inspiradas por ese lugar”, señaló.

"Me moví de cielos grises a cielos más grises… este álbum es más autobiográfico y tiene una tónica distinta. El cambio (como concepto) es realmente importante para nosotros y creemos que somos conscientes de ello”, comentó Tom en la conversación. Por su parte, Josh reafirma: “somos diferentes y por supuesto que eso iba a cambiar nuestra perspectiva emocional del disco".

“Son dos lados (distintos). Se divide en dos mitades… alguien dijo que parecía un disco de Janet Jackson porque tiene todos los hits en la primera parte y las baladas en la segunda. Es un análisis de buenos tiempos. Como un viaje o una película. ‘Smile’ (track que abre el disco” es como ‘Saturday Night Fever’ (de los Bee Gees)”.

"Como que en ‘Heavy, California’ conquistamos al mundo y luego en ‘Beat 54’ también trata sobre buenos tiempos… luego está ‘House In LA’ la cual es oscura, todo para concluir con ‘Pray’, donde vences a los tiempos difíciles”.

Nostalgia por LA

En la misma entrevista, Tom habla de California como la ciudad que los motivó para escribir en esta nueva producción desde su cotidianidad hasta la música que de ahí emergía: “LA siempre ha sido un lugar romántico para nosotros. Crecimos escuchando a Crosby, Stills and Nash y la ciudad siempre tiene algo de romántico”.

El proceso de grabación

Sobre el proceso de grabación, la banda fue guiada en esta ocasión por el productor InFlo, músico que ha trabajado para figuras como The Kooks, Michael Kiwanuka, Belle And Sebastian y Portugal.The Man: "tocó y cantó en el disco y fue muy bueno dándonos perspectiva y confianza sobre nuestras ideas”.

Pero no sólo eso. Josh y Tom trabajaron con dos de los más reconocidos productores de la industria: Rick Rubin (Kanye West, Adele, Aerosmith, Black Sabbath, Eminem, Ed Sheeran) y Nigel Godrich (Radiohead, Paul McCartney, R.E.M, Beck y Roger Waters), con quienes moldearon el sonido del disco. “Ambos son increíbles, con formas de trabajo muy diferentes”, señalaron.

Durante todo el 2018 la banda estará de gira para promocionar este material en Estados Unidos, Europa, Londres y hasta México, donde llegarán al Auditorio Blackberry en la CDMX.

Puedes descargar música de este artista en Trebel. La aplicación está disponible en iOS y Android.

Advertisement

Relacionados