Síguenos

Advertisement
Lorde

Las dos escritoras neozelandesas que escribieron una carta abierta a Lorde instándola a cancelar su concierto en Tel Aviv fueron demandadas por una organización de derechos legales israelí, reportó la revista británica Dazed.

En diciembre pasado, Justine Sachs y Nadia Abu-Shanab, de ascendencia judía y palestina, respectivamente, publicaron una carta abierta en el sitio de noticias neozelandés The Spinoff pidiendo a Lorde que cancelara su concierto en Israel, el cual tendría lugar en junio de 2018.

Su argumento se sustentaba en el boicot cultural en contra de Israel emprendido en 2015 por un grupo de artistas de todo el mundo, quienes buscan llamar la atención sobre las que consideran políticas de opresión del gobierno israelí en detrimento de los palestinos.

"Millones de personas se oponen a la limpieza étnica, a las violaciones de los derechos humanos, a la ocupación y al apartheid. (…) Como parte de esta lucha, creemos que un boicot económico, intelectual y artístico es una manera efectiva de hablar en contra de estos crímenes”, señala el documento.

Lee: ¿Por qué es tan polémico dar un concierto en Israel?

Lorde agradeció a Sachs y a Abu-Shanab en su cuenta de Twitter por “educarla” sobre el tema, además de aclararles que estaba consultando a muchas personas sobre el asunto para ponderar con base en todas las opiniones.

A los pocos días Lorde canceló su concierto en Israel, decisión que fue muy bien recibida por organizaciones palestinas, pero duramente criticada por grupos a favor de Israel.

Como consecuencia, la organización Shurat HaDin –cuya misión es la de luchar contra el terrorismo y proteger los derechos de los judíos en el mundo– demandó a las autoras de la carta en la que se promueve el boicot cultural.

La petición de Shurat HaDin se basa en la Ley para la Prevención de Daños al Estado de Israel por medio del Boicot, establecida en 2011, la cual permite a las personas de Israel demandar a quienes inicien un boicot contra el Estado, independientemente de su nacionalidad. Esto hace posible que los tribunales impongan sanciones contra los acusados.

Lee: Radiohead ignora el boicot y ofrece un concierto en Israel.

La demanda fue presentada el martes (30 de enero) en un tribunal de Jerusalén a nombre de tres adolescentes que deseaban asistir al concierto de Lorde. La solicitud señala que la carta de Sachs y Abu-Shanab fue clave en la decisión de la cantante para cancelar su presentación en Tel Aviv, por lo que están pidiendo alrededor de 10 mil dólares por daños y perjuicios.

De acuerdo con The Washington Post, la demanda de Shurat HaDin no se trata de dinero, sino de “los daños causados por las altas expectativas de ver a su artista favorita actuar en vivo y la gran decepción después de que el concierto fue cancelado”, señaló Nitsana Darshan-Leitner, presidente de la organización y principal abogado del caso, quien fue consultado sobre la polémica por el diario estadounidense.

"Esta demanda también tiene que ver con la idea de dejar claro que, de ahora en adelante, Israel luchará contra todos aquellos que llamen a boicotearlo", añadió. "Los ciudadanos israelíes no se quedarán de brazos cruzados ante ese tipo de convocatorias. Queremos que la gente sepa que hay un precio que pagar por boicotear a Israel”, concluyó.

Advertisement

Relacionados