Síguenos

Advertisement
THOMYORKE.jpg

Estamos conscientes de que entramos a una zona peligrosa y que los fanáticos de Radiohead serán los primeros en retractar este artículo pero, vamos, siempre es bueno hacer un ejercicio de reflexión acerca de las figuras que han construido parte de la historia de la música.

Recientemente, Thom Yorke, líder, vocalista y mente maestra detrás de Radiohead, lanzó dos canciones que formarán parte de Suspiria, la nueva cinta de horror de Luca Guadagnino, cineasta nominado a varios premios de la Academia por producir y dirigir la cinta Call Me By Your Name.

Aunque muchos pudieran afirmar que Radiohead es una agrupación que siempre demuestra una evolución en sus discos -lo cual es cierto en varios sentidos- uno de los tracks que Yorke lanzó para dicha cinta, “Suspirium”, denota una constante en su método de composición que nos motivó a escribir este artículo.

No se necesita ser un músico formado en una academia para darse cuenta de que, en la introducción del tema, el británico juega con acordes mayores y menores; una fórmula que ha usado hasta el cansancio.

Para muestra evidente de ello se encuentran tracks como “True Love Waits” y “Pyramid Song”, por su peculiar composición a piano, semejante a la canción que formará parte de la banda sonora de la cinta dirigida por Guadagnino.

El canal de YouTube, Holistic Songwriting, que disecciona los métodos de composición musical de agrupaciones como Nirvana, Twenty One Pilots y más, muestra en pantalla cómo desde sus primeras canciones, (“Creep”, “My Iron Lung” y “Paranoid Android”), hasta temas como “2+2=5” y “Nude”, Radiohead presenta una estructura musical muy similar: primero Yorke toca un acorde mayor, posteriormente un acorde menor, otro menor con séptima y así sucesivamente.

Más allá de la música, una investigación realizada por el académico Adrian North de la universidad escocesa Heriot-Watt, señala que existe una relación estrecha entre la forma de componer y la identidad de quienes escriben y escuchan determinados géneros musicales. Mientras los que escuchan pop son “más sociables, trabajadores y menos creativos”, los que escuchan jazz y música alternativa son más “tímidos” aunque “más creativos”.

Para el conductor del canal de YouTube, existe una conexión entre esta investigación y lo que sucede en la música de Thom y Radiohead, e indica que al final de cuentas, sea consciente o inconsciente, todo se trata de un producto y una fórmula musical más que definida: la personalidad de la banda se caracteriza por su estética británica, su esencia creep o rara (su canción más escuchada hace una referencia a esto) y sus letras, que se relacionan directamente con un sentimiento de alienación.

Por lo tanto, tal parece que la fórmula de Yorke se ha agotado. Es 2018, han pasado más de dos décadas desde el lanzamiento del primer disco de Radiohead y queremos hacer esta reflexión a propósito. El estilo de Yorke parece repetitivo y como ha sucedido con otros grandes de la música, es posible que sus propias cualidades de ser único, que evoluciona, y que se siente “raro” porque “no es de este mundo”, son más bien parte de una imagen consensuada.

Puedes descargar música de Radiohead en Trebel. La aplicación está disponible en iOSy Android

Advertisement

Relacionados