Síguenos

Advertisement
Neil Diamond 1988
Neil Diamond en 1988

Este lunes por la noche, el cantante estadounidense Neil Diamond anunció su retiro de los escenarios luego de que le detectaran mal de Parkinson. Según información de medios de comunicación como Consequence Of Sound y BBC, el músico canceló la gira en la que se encontraba celebrando el aniversario número 50 de su carrera.

"La aparición de la enfermedad ha hecho que sea difícil viajar y realizar a gran escala", menciona un comunicado en el que comparte las razones que su médico le dio y que ocasionaron el cese del tour. "Con renuencia y desilusión anuncio mi retiro de las giras. He sido afortunado por poder hacer shows durante los últimos 50 años. Mis más sinceras disculpas a todos los que compraron entradas y estaban planeando asistir a las presentaciones que estaban estipuladas", concluye Diamond en el documento.

Neil Diamond es uno de los cantautores con mayor número de éxitos en su país de origen. Canciones como "Sweet Caroline", "Cracklin Rose" y "Song Sung Blue", son algunos de los sencillos mejor vendidos en la historia de Norteamerica. De acuerdo con The Independent, el músico ha vendido más de 130 millones de copias de sus obras a lo largo de seis décadas. En 2011 fue inducido al Salón de la Fama del Rock And Roll y este fin de semana será reconocido en los premios Grammy con el galardón Lifetime Achivement Award, que reconoce la vida y obra de músicos que han dejado un legado importante más allá de la música.

De acuerdo con Noisey, Diamond creció en Coney Island en 1941, en medio de una urbe que vivía las consecuencias de la Guerra Mundial. Sus padres eran judíos pero amaban la música latina y los concursos de baile y, cuando la familia se mudó a Bensonhurst, Diamond comenzó a ver westerns en los que aparecían vaqueros tocando una guitarra. Este sería el comienzo de su inspiración para convertirse en un creador de éxitos folk. Durante su estancia en Brooklyn pasaba las tardes escuchando discos de Fats Domino y The Everly Brothers, dos de sus más grandes influencias.

Desde los 16 años, Diamond comenzó a escribir canciones donde narraba las vicisitudes de un joven al convertirse en adulto, discurso que su música siempre tuvo al principio de su carrera. El cantante de folk Pete Seeger fue su principal influencia cuando lo conoció en un campamento: "chicos de mi edad escribieron canciones para que él (Seeger) las tocara y me pregunté si podía hacerlo también. Mi siguiente movida fue volver a Brooklyn, comenzar a tomar lecciones de guitarra y entonces comencé a escribir canciones", le dijo el cantautor a Rolling Stone en 1976.

En 1960 junto a Jack Packer, compañero del colegio y amigo de su hermano, publicó sus primeros sencillos comerciales: "You Are My Love/"What Will I Do" y "I'm Afraid", bajo el sello discográfico Duel Records, en el que ese momento trabajaba Diamond. Estos no fueron exitosos, pero a pesar de ello y después de haber estudiado unos años en la Universidad de Nueva York, la compañía Columbia Records le ofreció al cantante firmar un contrato para lanzarse con el tema "At Night". Aunque medios como Billboard le dieron buenas críticas, el público norteamericano lo rechazó una vez más.

En un momento de inspiración y de creatividad, Diamond construyó para sí mismo un personaje solitario, que según Noisey recordaba al personaje de James Dean en Rebelde Sin Causa, donde las letras de sus canciones narraban el crecimiento personal y una especie de "mitología propia". Esto se puede escuchar en canciones como "Solitary Man" de 1966, en la que desde el título evoca una imagen de "llanero solitario".

En años posteriores, Diamond mencionó que este track lo "convenció de que siempre fue un chico quieto e introvertido". Para esta época, el músico había firmado contrato con la discográfica Bang Records, donde pudo catapultar su talento como compositor al crear uno de los temas más icónicos de la época del Verano del Amor en Norteamérica: "I'm A Believer", interpretado por la banda The Monkees y que llegó a la segunda posición de las listas en agosto de 1967.

En ese mismo año, Neil lanzó Just For You, su segundo álbum de estudio, que contiene uno de sus mayores hits: "Girl, You'll Be A Woman Soon". Esta canción tuvo un repunte en los años noventa luego de su reinterpretación por parte de la agrupación Urge Overkill para la película Pulp Fiction (1994) del director Quentin Tarantino.

En 1969, con el fin de la psicodelia y de The Beatles, la música de Diamond se coló a las listas de popularidad con "Sweet Caroline", una canción inspirada en una fotografía de la hija de John F. Kennedy y su entonces esposa Marcia, según The Independent. A nivel comercial, este fue el mejor momento para Diamond, quien remató en 1970 con la canción "Cracklin' Rose", otro de sus éxitos más vendidos.

Durante los años setenta, después del lanzamiento de Beautiful Thing en 1976, Neil Diamond "llenó un vació" que habían dejado otros crooners como Elvis Presley y Frank Sinatra en la vida de Estados Unidos, cuando el punk y otros géneros como la música disco se encontraban en su apogeo. La audiencia que añoraba el romanticismo y al cantante solista clásico adoptó a Diamond como su artista a seguir.

En los años ochenta, el músico se posicionó una vez más en las listas con "September Morn" y la canción "America", incluida en el soundtrack, también escrito por Diamond, del remake de la cinta The Jazz Singer. En esa década también publicó un tema inspirado en la película E.T: The Extra-Terrestrial de 1982, intentando ganar la atención de un publico que ya tenía a otros cantantes en la mira, como Bruce Springsteen y Bryan Adams.

Aunque sus álbumes en los noventa no tuvieron el éxito que los de las décadas pasadas, Neil siempre supo como sobrevivir y, a través de sus presentaciones, continuó vigente hasta la fecha. Sin embargo, y de acuerdo con el libro He Is... I Say: How I Learned To Stop Worrying and Love Neil Diamond escrito por el periodista David Wild, en ocasiones el propio Diamond no comprende el porqué de su popularidad: "Estaba la escena del LSD en San Francisco y estaba la del folk en Nueva York. Había mucha música llegando de Inglaterra y entonces llega este chico con su guitarra que no encajaba en el estilo musical de la época", menciona el cantante en el texto.

Neil Diamond es uno de los artistas que más música ha vendido en la historia de la categoría contemporánea en Estados Unidos, tan sólo por debajo de Elton John y Barbra Streisand. A pesar de que hoy deje los escenarios, las canciones de Diamond seguirán siendo una inspiración para los que busquen compañía en su camino solitario o le reciten versos a su acompañante de vida.

Advertisement

Relacionados