Síguenos

Advertisement
(Obligatorio)

En años recientes, el sistema de consumo de música ha evolucionado a tal punto que los que escuchamos música diariamente hemos tenido que adaptarnos a los servicios digitales que existen. Más allá del bien o el mal, hemos aceptado la idea de que escuchar música con anuncios está bien o, en su defecto, pagamos una suscripción para evitar la publicidad a toda costa. Otros, por su lado, buscan la piratería para librarse de ella.

Hace un par de días, sitios de tecnología como Mashable y The Verge reportaron que más de 2 millones de usuarios bloquearon los anuncios de sus cuentas de Spotify a través de aplicaciones no autorizadas que ofrecían brindar el servicio de streaming sin publicidad. De acuerdo con The Verge, Spotify reportó que a finales del año pasado contaba con más de 157 millones de usuarios activos, de los cuales 86 millones eran no suscriptores. Esto representa que 2.3% de su base total de usuarios usó aplicaciones para librarse de anuncios sin pagar su la suscripción premium que en Estados Unidos tiene un costo mínimo de 9.99 dólares, mientras en México cuesta 99 pesos al mes.

Spotify ha sido criticado por su método publicitario, pues tanto artistas como disqueras se han quejado que la plataforma ofrezca al usuario escuchar música de manera gratuita. En 2014, Taylor Swift retiró su catálogo alegando que existía un desbalance entre lo que Spotify ganaba y lo que le pagaba por regalías. En su momento, Prince hizo lo mismo y alojó su música en la plataforma de Jay-Z TIDAL.

Datos de investigaciones recientes indican que Spotify cuenta con el mayor número de suscriptores en comparación con otras plataformas con más de 75 millones. Sin embargo, la compañía sueca paga 0.0038 centavos por stream a artistas sin firmar, lo cual significa que, para comenzar a ganar el salario mínimo, un artista tendría que superar los 380 mil reproducciones en la plataforma. Los artistas firmados necesitan 340 reproducciones a una tasa por transmisión de 0.0044 centavos.

Lee: ¿Cuánto le pagan Spotify, Apple Music, YouTube y otras plataformas a los artistas?

El cofundador y CEO de la empresa, Daniel Ek, ha argumentado que la estrategia de ofrecer a través de la publicidad que los usuarios se unan al plan premium ha funcionado. Esto, a comparación de lo que hace su competencia directa Apple Music, que sólo puede ser utilizada por medio de una suscripción, es una herramienta de gancho para que los usuarios se suscriban en algún momento, según Ek.

Lee: El control de Taylor Swift sobre su música

¿Qué sucede con YouTube?

Por otro lado, El Financiero informó que YouTube aumentará la cantidad de anuncios que algunos usuarios ven entre videos específicamente de música, como parte de una estrategia para convencer a más de mil millones de usuarios para pagar por un nuevo servicio de escucha musical que tendrá la plataforma próximamente.

De acuerdo con declaraciones que Lyor Cohen, jefe global de música de la empresa, dio en el festival South By Southwest, los usuarios que consuman videos de manera frecuente tendrán más anuncios. Esto quiere decir que si uno escuchaba música en YouTube para evadir la publicidad de Spotify o simplemente tenía por costumbre hacerlo en esa plataforma, ahora será igual o peor que en el primer caso.

"No van a estar felices después de escuchar ‘Stairway to Heaven’, cuando aparezca un anuncio inmediatamente después", dijo Cohen en una entrevista durante su participación en el festival.

A costa del beneficio de sus usuarios, YouTube espera esta estrategia les ayude a corregir lo que siempre le han criticado, pues es la plataforma que menos le paga a los artistas y disqueras. Aunque sus empresarios afirman que han pagado más de mil millones de dólares al año a los músicos, los números no le hacen justicia comparando lo Napster, TIDAL o incluso Apple Music le paga a los músicos por la base total de usuarios que tiene.

De acuerdo con el diario mexicano, Cohen “intenta demostrar que YouTube está comprometido con hacer que la gente pague por la música y silenciar el ‘ruido’ sobre el supuesto daño de la compañía a la industria discográfica”. Este nuevo servicio ya está siendo utilizado por miles de empleados de Google y según Cohen, "frustrará y seducirá" a los usuarios del servicio gratuito de YouTube para integrarse a las filas de su plataforma de streaming.

Advertisement

Relacionados