Síguenos

Advertisement
Thurston Moore y Kim Gordon

Cuando una banda está conformada por novios o esposos, se suele cuestionar el talento de alguno de los integrantes (generalmente de la mujer, porque en esta, como en otras industrias, los hombres son mayoría, como fue el caso de Linda McCartney mientras estaba en Wings) o la verdadera voluntad de ambos por tocar juntos más allá de pasar el tiempo como pareja.

Es por esto que The White Stripes ocultaron que eran marido y mujer cuando la banda se popularizó; así, nadie se escandalizó cuando se divorciaron. Es más, vivieron la mayor parte de la historia de la banda como una pareja divorciada con un objetivo en común: la música.

Otras bandas que han sobrevivido las rupturas de sus integrantes han sido Blondie: Debbie Harry y Chris Stein llevan décadas felizmente separados; No Doubt: Gwen Stefani y Tony Kanal ya habían terminado tras el lanzamiento de Tragic Kingdom, lo que les valió uno de sus más grandes hits; Die Antwoord: Ninja y Yolandi Visser compaginan la vida musical y la crianza de su hija Sixteen Jones; Cults, que ya lleva más tiempo de vida que la relación entre Brian Oblivion y Madeline Follin; y, por qué no, Fleetwood Mac, en donde a pesar de todo el caos en cuanto a sus integrantes, éste no ha tenido relación con el divorcio entre John McVie y Christine, hace décadas.

Don't Speak

Sin embargo, hay casos menos afortunados en los que las colaboraciones y éxito musical llegaron a su fin casi al mismo momento que las relaciones, como es el caso de Ike & Tina Turner y ABBA, aunque estos últimos ya lo han superado, como lo indica uno que otro reencuentro. Por su parte, Sonny & Cher intentaron trabajar juntos de nuevo; y aunque el divorcio de Kim Gordon y Thurston Moore llevó al final de Sonic Youth, todavía alcanzaron a lanzar y promover, sentimientos aparte, el álbum que ambos hicieron con Yoko Ono.

En donde tanto el amor como la música han triunfado, hasta ahora, es en New Order, con Stephen Morris y Gillian Gilbert; Yo la Tengo, con Ira Kaplan y Georgia Hubley; How to Destroy Angels, de Trent Reznor y Mariqueen Maandig; y Matt & Kim. Por su parte, Johnny Cash y June Carter estuvieron juntos musical y personalmente hasta el día de su muerte; y Carlos Santana terminó casándose con su baterista, Cindy Blackman.

La vida y el amor van y vienen, pero siempre habrá música que valga la pena.

Yo La Tengo - Full Performance (Live on KEXP)

Advertisement

Relacionados