Síguenos

Advertisement
Foto: Arthur Mola, AP.

Este miércoles al mediodía se ofició una misa fuera de lo común en el marco del Día de la Comunidad en la Ibero Puebla. “Viva la Vida”, “A Head Full Of Dreams” y “Fix You” de Coldplay fueron parte de la ceremonia litúrgica 'Misa Coldplay', organizada por el sacerdote jesuita Fernando Fernández Font, quien también es rector de la universidad.

Desde su nombre, el evento cumplió el propósito maquinado por su autor y llamó la atención tanto de los alumnos como de padres y medios de comunicación para después llegar a una conclusión negativa por parte de las autoridades eclesiásticas.

Según el padre Fernández Font, la iglesia afronta tiempos difíciles respecto al acercamiento con nuevas generaciones y justificó la ceremonia con ese propósito: “Queremos construir puentes entre algo moderno y la Eucaristía al adaptar, a través del canto y de la música, esta posibilidad de ser una comunidad viva, una comunidad activa que es capaz también de celebrar la fe”, reportó El Universal.

Lee: Coldplay dedica una canción a las víctimas de Harvey

Por su parte, la Universidad Iberoamericana (Campus Puebla) explicó que el objetivo fue escuchar y reflexionar sobre las canciones del grupo británico y ver cómo sus mensajes se entretejen con los que habitualmente se invita a profundizar en una misa.

A pesar de las críticas recibidas en redes sociales, y de la oposición de la Arquidiócesis de Puebla, la misa se llevó a cabo.

Poco después de haberse oficiado la misa, la Arquidiócesis de Puebla compartió un comunicado en el que reveló su oposición hacia los actos de esta naturaleza: “Se debe evitar que, bajo pretexto de experimento, se realicen en las iglesias cosas que desdigan de la santidad del lugar, la dignidad de la acción litúrgica y la piedad de los fieles. “Los textos destinados al canto sagrado deben estar de acuerdo con la doctrina católica”.

Coldplay no es la única banda que ha sido tema para la iglesia

Esta peculiar ceremonia recuerda todas aquellas ocasiones en que los músicos han provocado la ira de las instituciones religiosas. Desde The Beatles y la quema de vinilos por parte de la iglesia debido a la famosa declaración de John Lennon sobre que su banda era más popular que Jesús; el dramón de la letra de “Sympathy For The Devil” de The Rolling Stones; las supuestas siglas de KISS (Knights In Satan Service); La letra al revés de “Starway To Heaven” de Led Zeppelin y un sinfín de acusaciones.


El auge del budismo en la década de los sesenta con George Harrison y su promoción consciente con la exposición de esta religión después de la visita de The Beatles a la india y su vertiente en discos como Revolver o Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band son un ejemplo de cómo la religión se ha infiltrado en la música,

En la década de los ochenta, el acercamiento del cristianismo con U2 a través de varias editoriales que se sirvieron de las letras de la banda irlandesa para predicar como la revista Christianity Today que en muchas ocasiones puso a Bono en su portada.

Lee: Coldplay lanzará una canción a beneficio de los damnificados por los sismos en México

La verdad es que Chris Martin nunca se ha inclinado por una orientación religiosa. Y aunque existe más de una tema del grupo británico con referencias aspiraciones hacia la historia judeocristiana. Esto dice el coro de "Viva la vida":

“Escucho tocar la campanas de Jerusalén, los coros de la caballería romana están cantando […] Por alguna razón que no puedo explicar, sé que San Pedro no llamará mi nombre”.

En un artículo, El País se reveló recientemente que vocalista de Coldplay ha tenido conflictos con sus creencias religiosas. En una entrevista para Rolling Stone bromeó al respecto:

“Definitivamente creo en Dios ¿Cómo es que alguien puede ver lo que sea y no sentirse abrumado de lo milagroso que es todo? Todo, desde el tapete, tu nariz, mis bolas, es increíble. De hecho, mis bolas son un milagro especial”.

En otra entrevista para The Independent en 2008 señaló burlonamente: “¿Acaso he redescubierto a Dios? No. Constantemente me pregunto quién es o qué es. No sé si es Alá o Jesús o Mahoma. Tal vez me quedaría con Zeus”.

Advertisement