Síguenos

Advertisement
CDS.jpg

Con el final de 2017 han surgido conclusiones respecto al comportamiento de las audiencias alrededor del mundo y cómo consumen música. En primer lugar, se ha mencionado que el vinilo ha tenido un auge importante en los últimos años y el formato físico sigue luchando por sobrevivir en un mundo de streaming. Sin embargo, hay un tema que todavía sigue inconcluso: ¿por qué seguimos comprando CDs?

De acuerdo a algunos vendedores y expertos en cultura, psicología y música, el vinilo representa hoy en día un objeto que tiene el valor similar al de una reliquia debido a su contenido físico: desde el acetato hasta las imágenes exclusivas, letras y la misma portada del disco, son elementos que afianzan el deseo del consumidor por obtener uno de estos apreciados objetos. Pero, ¿qué hay del CD? Ese novedoso invento pequeño funcionó como producto masivo pero hoy en día parece menos relevante, si bien es muy persistente.

Una investigación realizada este año por eBay sugirió que los consumidores de música digitales todavía compran CD y vinilos. La guía de eBay para medios físicos revela que el 63% de los consumidores en Reino Unido escuchan un CD al mes, y el 39% compraron uno por lo menos en este año. Esa proporción aumentó con la llegada de Reputation, de Taylor Swift, quien en una lucha contra el streaming, atrasó la publicación de este álbum en plataformas como Spotify o Apple Music.

Los datos de eBay se basan en una encuesta de más de 2.000 compradores y datos de su propio mercado. El estudio revela que el 34% considera más relajante la experiencia escuchar música a través de un CD o un vinilo que hacerlo en streaming. Según los datos de este sitio, en Gran Bretaña se compran entre nueve CDs y cuatro discos de vinilo por minuto. Casi la mitad de este porcentaje, un 47%, de las personas entre 18 y 24, años compraron un CD en 2017 y una cuarta parte (25%) compraron un álbum de vinilo.

"El streaming puede haberse convertido en la norma, pero nuestra Guía de medios físicos muestra que la gente todavía quiere tener CDs y vinilos, mucho gracias a la cultura de los DJs en Inglaterra", le dijo Rob Hattrell, vicepresidente de eBay en el Reino Unido a Music Week. "Se compraron 13 CDs y vinilos en promedio por minuto en nuestra página en este año y esperamos que ese número aumente a medida en Navidad”.

Esperando las cifras finales de 2017, uno de los datos que más asombran es la de diciembre pasado. Durante la temporada navideña en diciembre de 2016, hubo 41 millones de búsquedas de música física en eBay.co.uk.

En México

En México la situación es, según datos oficiales, distinta a la de Gran Bretaña. De acuerdo con un artículo publicado por El Financiero en julio de 2017, “de las ganancias de la industria musical en México 66% son generadas por descargas digitales y plataformas de streaming. El disco físico sólo aporta 24%”.

En el país, Spotify se mantiene como la plataforma de música más escuchada con el 60% de los usuarios digitales y Google Play ocupa el segundo puesto con una cifra de 12.3% de usuarios. Después de Spotify se encuentra Apple Music con un 8.1 por ciento del mercado; Claro Música con 7.4 por ciento; Tidal con 2.1 por ciento y otros con el 4.2 por ciento restante.

Fue en 2013 cuando el streaming sepultó a los CDs en México. De acuerdo con información de 2012 y 2013 de la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas (Amprofón), en los primeros nueve meses de 2013, los ingresos por venta de discos y canciones en línea superaron por más de un millón de dólares (mdd) a los obtenidos por la comercialización de obras materiales.

De acuerdo con las cifras de la Amprofón, de enero a septiembre de ese año, la industria musical generó 85 millones de dólares en México. De esta cifra, 43 mdd se recaudaron vía tiendas digitales y 42 mdd provino del mercado tradicional.

Uno de los primeros ejemplos de la decadencia del CD fue la desaparición de tiendas como Discolandia o Tower Records, dos de las más populares en México Sears, Sanborns y Mixup. Ésta última, integró a la tienda iShop Mixup, una opción con la venta de productos Apple que representó el 15% de los ingresos de Grupo Sanborns en 2016 de acuerdo a El FInanciero.

El valor del tiempo específico para escuchar un buen CD o un vinilo

A pesar de que en México la venta de CDs esté en picada, en el mundo sigue existiendo una audiencia que compra CDs. De acuerdo a un artículo publicado por Motherboard de Vice, los CDs siguen vendiéndose por millones aún desde que en 2014 se declarara al streaming como el canal principal de interacción entre audiencia y músicos. De acuerdo a la información proporcionada por este artículo, en febrero de 2016 la compañía analista de medios y música, Media Insights & Decision In Action, mencionó que "los compradores de CDs son el grupo más grande de consumidores de música grabada con una penetración del 32%, comparado con el 28% de los asistentes a conciertos y el 25% de los que descargan música en internet".

Los CDs se comercializaron por primera vez en 1982 con el lanzamiento de 52nd Street de Billy Joel en Japón. El primer CD que se vendió en Estados Unidos fue Born In The USA de Bruce Springsteen. Entre 1999 y el año 2000, la venta de este formato llegó a su más alto nivel con un cifra aproximada de 730 millones de CDs vendidos en Norteamérica. En 2001 -mismo año en el que fue lanzado el primer iPod- las ventas de CDs bajaron de 712 millones a 649.5 millones en 2002. Desde esa fecha cada año ha disminuido su existencia.

El artículo de Vice remarca tres principales razones por las cuales el CD no ha desaparecido. La primera, porque para los artistas resulta barato producir una cantidad masiva de CDs y utilizarlos como artículos promocionales; la segunda, porque a los europeos y estadounidenses les parece más fácil tomar un CD de su auto y escucharlo y la tercera, porque según ellos la calidad de un CD es mucho mejor que la del streaming.

Advertisement

Relacionados