Síguenos

Advertisement
pepeaguilarocesaluluurdapilleta2-1000x450.jpg

Este domingo 8 de octubre, en el Zócalo de la CDMX, se llevó a cabo el concierto gratuito Estamos Unidos Mexicanos en el que artistas como Juanes, Mon Laferte, Carla Morrison, Timbiriche, Julieta Venegas, Pepe Aguilar, Miguel Bosé, Ximena Sarinaña, Jay de la Cueva y Los Ángeles Azules invitaron a más de 300 mil asistentes a seguir ayudando a los afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Pero el mensaje no sólo se quedó en revitalizar al público. Algunos de estos músicos e intérpretes expresaron su molestia respecto al ambiente político que se vive en el país y destacaron que hoy más que nunca, la sociedad mexicana ha despertado una vez más para unirse. Al principio del evento en backstage, Mario Domm de Camila declaró que es importante mantener el amor y la unión que se ha gestado en días recientes en las papeletas de las elecciones de 2018. Dijo que es penoso que exista un grupo de personas que prometieron lo que no cumplieron y propuso que la manera de solucionar los problemas políticos actuales es salir a votar y tener cuidado en que “no elijamos lo que escogimos porque ya nos dimos cuenta qué pasa”.

La siguiente estocada en contra del clima político y social lo dio la compositora tijuanense, Julieta Venegas, quien resaltó que los mexicanos “necesitamos elegir representantes dignos del país que tenemos, dignos de la fuerza que tenemos”. Por su parte, una emotiva Carla Morrison le envió al público un mensaje directo: "Hay que seguir inspirándose y seguir ayudándonos. No hay que perder la fe y hay que votar por mejores gobernantes. Queremos explicaciones y necesitamos ayuda, mucha ayuda. Hay que seguir luchando por el México que necesitamos y merecemos".

Entretejiendo el discurso de los músicos pueden encontrarse los sucesos que han marcado negativamente la administración de Enrique Peña Nieto. Desde Ayotzinapa, La Casa Blanca, la detención de exgobernadores por corrupción hasta la inexplicable visita de Trump previa a las elecciones del país del norte, estos temas coyunturales del gobierno han sido motivo de crítica por parte de la escena musical tanto latina como internacional.

El año pasado, Roger Waters -quien se presentó ayer a través de un video en el evento- ofreció un concierto gratuito en el que arremetió en contra del presidente de México a través de una carta que decía: “La última vez que toqué aquí en el Foro Sol, conocí a unas familias de los jóvenes desaparecidos de México. Sus lágrimas se hicieron mías, pero las lágrimas no traerán de vuelta a sus hijos. Señor Presidente, más de 28 mil hombres, mujeres, niñas y niños han desaparecido. Muchos de ellos durante su mandato, desde el 2012. ¿Dónde están? ¿Qué les pasó? El no saber es el castigo más cruel. Recuerde que toda vida humana es sagrada, no sólo la de sus amigos. Señor Presidente, la gente está lista para un nuevo comienzo. Es hora de derribar el muro de privilegios que divide a los ricos de los pobres. Sus políticas han fallado. La guerra no es la solución. Escuche a su gente, Señor Presidente. Los ojos del mundo lo están observando.”

Sumado a los acontecimientos recientes, el gobierno en turno ha sido criticado por la incertidumbre que ha generado el destino de los recursos recaudados en Centros de Acopio tanto locales como federales. Como prueba, se encuentran las denuncias de ciudadanos que viajaron a Morelos para entregar ayuda a los afectados en Jojutla que fueron detenidos en el camino, además de ser despojados de los víveres que después eran etiquetados con el logo del DIF desde el pasado 21 de septiembre. En redes sociales, han abundado los videos de mexicanos señalando que el gobierno de Graco Ramírez está haciendo uso político de la ayuda y que no permite que ésta llegue a los damnificados a menos que provenga de manos gubernamentales, por lo que ha impedido el paso del apoyo ciudadano.

Los políticos en la Cámara de Senadores y Diputados no se han quedado atrás. Desde la primera semana de emergencia, todos los partidos han politizado la situación del país. Algunos han mencionado que la ayuda de los políticos ha sido “equivocada y oportunista”. Durante su estancia en el backstage de Estamos Unidos Mexicanos, Timbiriche señaló que los ciudadanos deberán ser quienes construyan el futuro político del país para evitar estos acontecimientos: “Creo que este tipo de situaciones ponen a prueba nuestra solidaridad y viene un momento de construir. Las redes es una herramienta muy poderosa la cual podemos estar pendientes y presionar”, mencionó Erick Rubín.

El más contundente de la noche fue Pepe Aguilar quien destacó de una manera más específica el daño que ha sufrido México a través de la política: “Nos falta mucho. Creo que definitivamente la violencia, el narcotráfico, la desigualdad, el abuso no se va a acabar porque estamos aquí unidos con el corazón. Es un trabajo de día a día y de varias generaciones. Yo creo que ni mis nietos van a ver un México sin violencia pero algún día vamos a llegar. Yo viví sin miedo 28 años de mi vida pero yo viví ese México con esos sonidos típicos, sabores, olores de México sin miedo”.

Advertisement