Síguenos

Advertisement
Fotos: Victoria Will, AP.

Ni los mismos Rolling Stones han podido cumplir con su papel de ser rockeros sin límites; el mundo de los excesos también les ha traído un periodo de reflexión y asentamiento. Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood han explorado distintas actividades en las que han descubierto otras cualidades además de ser músicos talentosos.

Ayer, el guitarrista Ronnie Wood presentó su libro Ronnie Wood Artist, una compilación que incluye 320 obras al óleo pintadas por el británico. “Desde el momento en el que me levanto lo veo todo como un pintor. Soy un pintor que toca la guitarra”, señala el músico. En este libro se encuentran trabajos que ha realizado a lo largo de 5 décadas. Un retrato de Rembrandt, escenas de conciertos con sus compañeros de banda y un autorretrato son algunas de las piezas que conforman la obra editorial.

Por su parte, el percusionista Charlie Watts ha dedicado gran parte de los últimos años a tocar jazz, género que lo inspiró a tocar la batería. Durante su carrera como músico, Watts ha estado en varios proyectos alternos a The Rolling Stones. Previo a su incorporación a la banda londinense, el baterista tocaba en clubes en Dinamarca y era parte de la escena de blues y jazz en los primeros años de la década de los sesenta. En 1986 lanzó un álbum con 32 piezas grabadas por los mejores músicos de jazz de la escena británica en los ochenta. Además, en la década de los noventa publicó varios discos con su aclamada agrupación, The Charlie Watts Quintet, que interpretaban clásicos del género como "In a Sentimental Mood".

Los Glimmer Twins no se quedan atrás. Mick Jagger ha sido reconocido por su trabajo como actor desde que los Stones se convirtieron en un mito de la cultura popular a principio de los setenta. El británico debutó como actor al interpretar un papel protagónico en la cinta Performance (1970) -película perteneciente al movimiento cinematográfico nouvelle vague- y a partir de esa actuación continuó con una carrera que duró hasta 1992 con su participación en el thriller Freejack. Sin embargo, en más de una ocasión Jagger fracasó en su intentó por obtener papeles protagónicos en películas; le ocurrió, por ejemplo, con A Clockwork Orange de Stanley Kubrick y The Rocky Horror Picture Show de Jim Sharman. También, el cantante ha fungido como productor como en la serie Vinyl de Martin Scorsese.

Por su parte, Keith Richards se ha dedicado más a la producción musical pero también cuenta con una actuación memorable como el padre de Jack Sparrow (Johnny Depp) en la saga de Pirates of the Caribbean (At World's End y On Stranger Tides).

La energía en las mentes y cuerpos experimentados de estas leyendas inglesas todavía da para mucho más. Hace unos meses, Richards confesó que pronto saldrá un nuevo disco "corto" pero seguramente efectivo. En diciembre pasado, la banda lanzó Blue & Lonsome, un álbum tributo a varias figuras del blues como Little Walter y Willie Dixon.

Advertisement