Síguenos

Advertisement
NERD-pharrell-chad-shae.jpg

Los tiempos han cambiado desde que Pharrell Williams hizo bailar al mundo con "Happy" en 2014. El título de la canción muestra un contexto en el cual parecía que el internet no se veía amenazado por un grupo conservador para deliberar qué opiniones o expresiones estaban bien o mal. Donald Trump seguía maquilando sus planes políticos desde su torre -cual cuento de fantasía-, y aunque el panorama en Latinoamérica seguía siendo desalentador con Maduro al frente de una dictadura y Medio Oriente vivía momentos de guerra a cada momento, por lo menos en occidente se visualizaban momentos de "felicidad".

El origen del entusiasta compositor estadounidense se remonta a ya hace varios años con el trío de funk rock, N.E.R.D, formado por él, Chad Hugo y Shay Haley. Curiosamente y diez años después, la banda regresó este viernes 15 de diciembre con un nuevo álbum titulado No_One Ever Really Dies, un disco el cual ha sido denominado como una respuesta catártica ante los momentos de tensión política y social que se vivieron día con día en 2017.

Además, el nuevo álbum cuenta con colaboraciones de los personajes más relevantes del año como Rihanna (en "Lemon"), Kendrick Lamar (en "Don't Don't Do It" y "Kites"), Ed Sheeran, Frank Ocean y M.I.A. Los primeros dos son artistas que la crítica musical ha colocado en el pináculo debido a su poder de convocatoria y por las acciones que han hecho en los últimos años. Rihanna tiene una línea de maquillaje incluyente (de todas las tonalidades, para todos los géneros) y es la mujer más escuchada en streaming; Kendrick Lamar ha sido nombrado como un antropólogo de nuestros días gracias a las letras y ritmos de sus canciones y es uno de los raperos que incomodan más al sector conservador de Estados Unidos. Ed Sheeran es el músico más escuchado en streaming y ha sido una representación de la música pop en la actualidad

Los otros dos que aderezan el nuevo álbum del mítico trío, son músicos involucrados en experimentar con nuevos sonidos y formas de narrar la vida a través del R&B y el rap. Frank Ocean utiliza todos los recursos de la publicidad como las marcas de sneakers y hace un collage sonoro en sus canciones con un tono relajado, mientras M.I.A critíca la autoconciencia social.

N.E.R.D nació de otro proyecto musical llamado The Neptunes, dúo que integraba Pharrel con Chad, quienes se colocaron como uno de los grupos más importantes de hip hop comercial en la década de los noventa e incluso, lograron obtener 10 canciones en las listas de popularidad de Billboard entre 1992 y el año 2009. Además, son los productores responsables de éxitos como "Rock Your Body" de Justin Timberlake, "Beautiful" de Snoop Dog, "Excuse Me Miss" de Jay-Z, "Give It 2 Me" de Madonna Y "Boys" de Britney Spears.

Tras algunas pláticas y el deseo por hacer más música, Pharrell juntó a Hugo y a Haley para crear un proyecto alterno en el cual pudieran concretar uno de los sueños que tuvieron durante la preparatoria, tocar juntos. En septiembre de 2001, N.E.R.D debutó en Europa con el álbum In Search Of... con el cual apenas alcanzaron el lugar 56 en las listas de popularidad. Sin embargo, la distinción entre The Neptunes y este proyecto se encontraba en la instrumentación. La mayoría de las producciones de hip hop y rap se hicieron digitales en aquella década y por esto, Pharrell y compañía decidieron tocar instrumentos en vivo.

Después de dos álbumes lanzados en los dosmiles -Fly Or Die y Seeing Sounds- con éxitos que los hicieron inolvidables como "She Wants To Move" y "Rock Star", la banda se convirtió en un referente de los cazadores de sonidos más intrepidos. De acuerdo a CQ, N.E.R.D representó una banda de culto que apostó por la mezcla de sonidos de diversos géneros musicales: "En un mundo donde la mezcla de géneros se ha vuelto casi inaceptable, N.E.R. D combinaba punk con R & B ("Rockstar"), cantaba melodías pop con bases rítmicas de funk ("Backseat Love") y rapeaba sobre estructuras de la música electrónica ("Everybody Nose (Remix)" hace apenas diez años".

En 2010, N.E.R.D se convertiría en el trampolín de fama para Pharrell, quien después de haber colaborado con Daft Punk en la producción de la canción "Hypnotize U" y lanzar el álbum Nothing junto a Hugo y Haley, el músico tomaría el lugar que los franceses le tenían preparado a Michael Jackson (quien falleció en 2009) en la voz de uno de los éxitos de la época, "Get Lucky", sencillo principal del álbum Random Access Memories publicado en 2013. Un año después, el norteamericano rompería las barreras de internet y de los medios de comunicación con el video de "Happy" que ganó diversos premios como el Grammy y que hasta la fecha tiene más de 117 millones de visitas.

Hoy en día, el álbum homónimo que ha decidido lanzar Pharrell junto a sus viejos amigos es disruptivo y, de acuerdo al propio músico, llega en un contexto "post Weinstein" en el que Donald Trump ha movido mal sus piezas de ajedrez, los ataques terroristas son más frecuentes y el daño ecológico se encuentra más latente. El músico fue cuestionado por The Guardian sobre la postura política del nuevo disco: “Si no es ahora, cuándo?", responde el autor que irónicamente era el "más feliz" hace tres años.

En la entrevista hecha por el diario británico, Shae resalta las buenas cualidades del momento que el mundo atraviesa: "Las mujeres y los millenials, tienen el poder. En ellos es donde veo que vendrá el cambio para este país (Estados Unidos). "Esta no es música, es un movimiento", menciona Pharrell sobre la escena musical actual y No_One Really Dies.

Advertisement

Relacionados