Síguenos

Advertisement
Foto: AP / Thibault Camus

El atentado terrorista más mortífero en el Reino Unido desde 2005 pudo haber ocurrido en un concierto de Elton John el año pasado. Un tribunal londinense condenó esta semana a cadena perpetua a Haroon Syed, de 19 años, quien tras ser acusado por preparar actos terroristas entre abril y septiembre de 2016, se declaró culpable ante el tribunal de Old Bailey, publicó El Espectador.

Syed preparaba dos ataques terroristas cuando fue descubierto por los servicios de seguridad del Reino Unido. El primero ocurriría en Oxford Street y el segundo en el festival presentado por BBC Radio 2 en Hyde Park, el cual tuvo a Elton John como cabeza del cartel.

En Europa, la amenaza de actos terroristas se ha intensificado en eventos masivos. Desde la segunda década de los 2000, estos han seguido un patrón: aunque son menos frecuentes son mucho más mortíferos, señala el sitio de noticias de la BBC.

De los cuatro peores ataques en los últimos 16 años en Europa, dos han ocurrido en conciertos: el de la sala Bataclán en el que murieron 89 personas (130 si se cuentan las víctimas de los atentados que ocurrieron esa noche en París) y recientemente el de Manchester, al final del concierto de Ariana Grande, en el que murieron 22 personas.

Lee: Ataque terrorista en el Manchester Arena durante el concierto de Ariana Grande.

El atentado en la sala Bataclán ocurrió el 13 de noviembre de 2015 durante un concierto de Eagles of Death Metal. Esa noche, cuatro individuos entraron a disparar de manera indiscriminada contra el público. Muchos de los asistentes lograron escapar pero los terroristas capturaron a más de 100 rehenes. Tres de los atacantes alcanzaron a detonar las bombas suicidas con las que mataron a la mayoría de las víctimas.

Dos semanas después de los atentados, Vice publicó un video en el que los miembros de Eagles of Death Metal hablaron por primera vez de lo ocurrido esa noche trágica:

Eagles of Death Metal Discuss Paris Terror Attacks

En lo que respecta a los atentados de Manchester, la policía británica detuvo a varios sospechosos pocos días después de los ataques, pero un mes más tarde (12 de junio), los liberó a todos debido a que la investigación no aportó pruebas con las que se pudieran presentar cargos en su contra.

Tras el atentado se realizó un concierto benéfico en memoria de las víctimas en el que se recaudaron 2,6 millones de dólares, los cuales fueron donados a un fondo de emergencia apoyado por el ayuntamiento de Manchester en colaboración con la Cruz Roja Británica.

Lee: One Love Manchester rompe récord de audiencia en el Reino Unido.

Advertisement

Relacionados