Síguenos

Advertisement
AP_841437650014.jpg

Esta semana inició la selección del jurado en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en Nueva York. Uno de los candidatos tuvo que ser descartado porque dijo que era fan del capo e incluso dijo que quería su autógrafo.

La admiración por el narcotraficante más notorio del mundo en estos días no es, para nada, un caso aislado. En la música, “El Chapo” ha inspirado numerosos narcocorridos que han sido muy importantes para impulsar las carreras de agrupaciones como El Komander.

Los Canelos de Durango, por ejemplo, le escribieron “El señor de la montaña”, en la que hablan de sus orígenes: “Lo respalda un coronel, no es militar por su grado, su padre se lo ha heredado. A mi amigo el coronel, capitanes generales, no han podido retirarlo”.

El Senor de la Montana

La disquera oficial de los narcocorridos

Pero si hay una disquera que se ha beneficiado del culto a los narcotraficantes esa es Twiins Music Group, fundado en 1997 por los gemelos Omar y Adolfo Valenzuela. De acuerdo con Univisión, los gemelos sinaloenses crecieron con su padre, un músico veterano de la escena local de Sinaloa que tocaba en la respetada Banda Tierra Blanca. Fue él quien tuvo un primer contacto con los narcos al tocar en las fiestas de los capos.

“Los músicos no tenían derecho a opinar, tenían que permanecer en las fiestas hasta que el capo quisiera”, dijo uno de ellos en entrevista. Tras esta experiencia, su padre buscó un futuro distinto para sus hijos y los mandó a vivir a Los Ángeles desde los 14 años.

Después de un tiempo de sobresalir en la música, los gemelos se metieron al mundo de la producción. Así nació Twiins Music Group, compañía que desde los primeros días del año 2000 descubrió el gran negocio que representaba firmar a artistas que celebraban el estilo de vida de los capos. A la fecha, su proyecto más exitoso es El Komander, cuyas historias de crímenes son coreadas por las decenas de miles de personas que asisten a sus conciertos.

Un famoso tema de El Komander es “Leyenda M1”, que dice: “Se me acabó el parque, dos súper no alcanzan y a fuego cruzado peleé en desventaja, mi cuerpo tendido por la madrugada”. Una canción acerca de Manuel Torres Félix, alias M1, un sanguinario lugarteniente del Cártel de Sinaloa, quien fue asesinado en un tiroteo con el ejército mexicano en 2012.

Otro de los temas dedicado a “El Chapo” es de Larry Hernández, “El encuentro con Chapo Guzmán”, en el que cuenta: “Me buscan, me encuentran pero no se animan o será que también valoran su vida, será que sus armas no son competencia, mejor no me obliguen a usar la violencia”.

Y al tratarse del narco con mayor visibilidad, son muchas las bandas que han narrado incontables episodios sobre su vida. Es el caso de Los Tucanes de Tijuana, quienes tienen un tema que narra la fuga de “El Chapo” del penal de Puente Grande, en Jalisco, en 2001. “La gente de Sinaloa, anota su primer gol, a la nueva presidencia y al señor Vicente Fox, no se les hizo a los gringos, hacerle la extradición”.

En mayo de 2008, meses después de que “El Chapo” entregó a las autoridades a Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, llegó la venganza: el hijo de “El Chapo”, Edgar Guzmán, murió en un enfrentamiento a balazos en Culiacán. Tenía 22 años. Para el velorio, el capo mandó a comprar todas las rosas rojas, por lo que en la ciudad no hubo posibilidad de comprar esta flor para el Día de las Madres. Este episodio lo narró Lupillo Rivera en su canción “50 mil rosas rojas”.

Lupillo Rivera 50 Mil Rosas, el corrido del hijo del Chapo

El juicio del siglo

El juicio que inició en estos días podría llegar a durar hasta cuatro meses. A Guzmán Loera se le acusa de dirigir el Cártel de Sinaloa, empresa criminal que, según las autoridades, ha exportado y distribuido a Estados Unidos 457 toneladas de cocaína, así como varios miles de toneladas de marihuana y heroína por un valor aproximado de 14 mil millones de dólares. Además enfrenta cargos por la violencia ligada a estas operaciones: asesinatos, agresiones, secuestros y actos de tortura.

“El Chapo” se ha declarado inocente y ha expresado que no está dispuesto a cooperar con las autoridades de Estados Unidos. La demanda en su contra tiene más de 30 mil páginas, además de que la fiscalía presentará 117 mil grabaciones como elementos de prueba y llamará a declarar a cientos de testigos. Por todo esto, se trata de uno de los procesos penales más costosos y mediáticos de la historia. De ser declarado culpable, Guzmán Loera podría enfrentar cadena perpetua.

Advertisement

Relacionados