Síguenos

Advertisement
St. Vincent
Annie Clark en su gira "Fear the Future"

St. Vincent, proyecto solista de Annie Clark, se presentará en Ceremonia y Coachella 2018. En 10 años ha pasado de estar en las letras chiquitas de los carteles a ocupar el primer y segundo renglón respectivamente, y ahora se encuentra de gira promoviendo su quinto disco, Masseduction (2017).

En entrevista con TrackRecord, Clark nos habló de tres temas recurrentes en las letras de sus canciones y en otros de sus proyectos.

¿Quién diablos es Johnny?
Es imposible ignorar que un tal Johnny está presente en tres discos de St. Vincent. En “Marry Me”, canción que da nombre a su álbum debut, Annie le pide a Johnny que se case con ella, que juntos hagan lo mismo que María y José (¡solo que sin el niño!), y le promete que será muy buena con él.

En St. Vincent (2014), cuarto disco, la letra de “Prince Johnny” habla de una vez en la que, juntos, Annie y Johnny intentaron inhalar un pedazo del muro de Berlín, y de cómo lo vio rezar para convertirse en un niño de verdad. Según The Guardian, Johnny es un amigo drag queen que Annie tiene en Nueva York y la historia detrás de la rola es real.

Ahora, en Masseduction, Annie Clark vuelve a cantarle a Johnny en una canción coescrita con el músico, compositor y productor Jack Antonoff, quien ha trabajado con artistas pop como Taylor Swift, Lorde, Sia y Pink. Al parecer Annie ya no quiere “casarse” con Johnny; supongo que es porque, primero, ella ya salió del clóset públicamente: el año pasado anduvo con la modelo y actriz Cara Delevingne, quien por cierto canta los coros en “Pills” (otro tema de Masseduction) junto a la actriz y cantante Jenny Lewis, y segundo porque al parecer Johnny anda en malos pasos, ya que según la letra de “Happy Birthday, Johnny”, la última vez que Annie supo de él, Johnny estaba viviendo en la calle y solo le llamó para pedirle dinero para comprar algo de comer. En la rola, Annie le canta a este atormentado Johnny, ese que conoce sus “secretos, pantanos y miedos”, y le desea que algún día se libere (supongo que de las drogas) y logre encontrar algo de paz. L

Quise saber más acerca de este hombre misterioso que a lo largo de 10 años reaparece en los discos de St. Vincent, pero ella no quiso revelar mucha información al respecto en una reciente entrevista telefónica.

“¿Y quién es Johnny? ¿Es el mismo Johnny de discos anteriores?”, pregunté. Después de un silencio que resultó incómodo, Annie se limitó a decir: “Sí, el mismo Johnny de ‘Marry me, John’, el de ‘Prince Johnny’ y ahora el de ‘Happy Birthday, Johnny’. Es un amigo… familia… sí, es el mismo Johnny”.

“Women are fucking goddesses”: Annie Clark

En la gira actual, Fear the Future, en la que promueve su más reciente disco Masseduction, Annie Clark está haciendo algo que no solía hacer: salir sola al escenario. Pero en los tours que promovió Strange Mercy (2011) y St. Vincent (2014), Annie estaba acompañada de otros músicos, entre ellos Toko Yasuda, una talentosa japonesa que tocaba el sintetizador Moog y la guitarra, cantaba los coros y hasta bailaba coreografías. Aunque ya no es parte de los shows en vivo, Yasuda cantó los coros en el tema “Masseduction”; también ha colaborado con bandas como Blonde Redhead y Enon.

A principios de 2017, Annie Clark hizo su debut como directora de cine en la antología fílmica de horror XX. Su cortometraje “The Birthday Party” contó con la participación de la actriz Melanie Lynskey (Criaturas celestiales) y gran parte de su equipo estuvo compuesto por mujeres; de hecho, los cuatro cortos de XX fueron dirigidos por mujeres. Y próximamente, Annie hará su primer largometraje: una reversión de El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde en el que Dorian no será hombre, sino mujer. ¿Por qué le gusta tanto trabajar y relacionarse con mujeres?

“Las mujeres siempre están haciendo cosas interesantes. Las mujeres son unas pinches diosas. En Masseduction, una chica que se llama Laura Sisk es la ingeniera. Es la mejor ingeniera con la que he trabajado. En mi película de horror (The Birthday Party), la mayoría de mi crew eran mujeres. Y cuando estoy de gira, la mayoría de mi equipo está compuesto por mujeres. Así es como me gusta llevar las cosas. Me gusta tener a otras mujeres a mi alrededor. Creo que la parodia más extraña del patriarcado es este fenómeno en el que las mujeres odian a otras mujeres”, explicó la ganadora del Grammy por Mejor Disco Alternativo.

Girl, you’re not Jesus…
Annie Clark pertenece a una familia católica. Muchos sabemos que esta religión tiende a inculcar la culpa y quizá sea por eso que la intérprete de “The Apocalypse Song” haya decidido mantener su distancia. “La última vez que fui a una iglesia fue el día que me confirmé”, dijo Annie Clark a The Guardian, y añadió que ella hace canciones para ya no tener que ir a confesarse. Lo irónico es que, aunque ya no vaya a misa, haya decidido crear una iglesia falsa para su presentación en el show de Jimmy Fallon a finales de 2017, donde sentó a jóvenes violinistas en bancas de iglesia para acompañarla en la desgarradora “Slow Disco”, en la que habla acerca del dolor que causan los errores y de hacer un baile lento hacia la muerte.

St. Vincent también hace alusión a la religión en sus canciones, ya sea en frases juguetonas como “mientras Jesús salva, yo gasto toda mi gracia” o en otras más densas como “prefiero tu amor que a Jesús”; incluso tiene un disco llamado Extraña piedad (Strange Mercy) y canciones llenas de culpa como “Arrepentimiento” (Regret) y “Sálvame de lo que quiero” (Save Me From What I Want).

En Masseduction la religión también está presente, solo que de forma más kinky: en el tema “Savior”, Annie habla acerca de vestirse como una monja y hasta del Ave María, y luego, al final, susurra: “Niña, no eres Jesús”, como autoconvenciéndose de que no puede ser la salvadora de nadie, de que no puede salvar al mundo.

“Vamos, Señor, dame una respuesta”, pide en “Fear the Future”, canción que da nombre a su gira actual. “¿Cuál es la historia detrás de esta rola?”, le pregunté. “Para mí, esa canción es como una especie de escena de una película de acción donde se ve al mundo colapsando y todos corren tomados de la mano intentando salvarse. Todos juntos”, respondió entre risas. Suena a un final trágico, y ya que en “Sugarboy” Annie habla de tener un crush con la tragedia, le pregunté si esto era cierto. “Por supuesto. Sí tengo un crush con la tragedia, claro que lo tengo (risas). Y también creo que es muy divertida”.

Si no han oído Masseduction, escúchenlo ya. Y si no han visto a St. Vincent en vivo, no se la pierdan en Ceremonia el 7 de abril. Ojalá también se presente en CDMX en algún venue más pequeño (yo ya prendí mi veladora). “Nos vemos en México”, le dije antes de colgar. “No puedo esperar”, concluyó.

Advertisement

Relacionados