Síguenos

Advertisement
n6b9j1fx-7653a46b-d84b-4643-a0a0-dba15fc9cbe8.jpg

Algunos artistas que se popularizaron en los años dosmil como The Killers, LCD Soundsystem y The Strokes han buscado sobrevivir en un mundo donde el reggaetón se erige como el nuevo pop. Una escena musical donde la música urbana domina las listas de popularidad.

Karen O, conocida por ser la vocalista de la banda Yeah Yeah Yeahs, dejó a un lado los tiempos en los que “Maps” era un éxito en la radio y el álbum Fever To Tell era parte del revival del garage neoyorquino. Cuando, según ella, su modo de vida era autodestructivo. Cuando la idea de ser una estrella de rock la persuadía de emborracharse en el escenario y estar inconsciente del tiempo.

A lo largo de los últimos años ha trabajado en su carrera como solista. En 2014 lanzó Crush Songs, su álbum debut en solitario que construyó con algunos temas que grabó entre 2006 y 2010 cuando “se enamoró muchas veces”, siendo que pensaba que nunca se enamoraría. Fue un pasaje de juventud y vitalidad.

En 2018, la cantante de 39 años regresó con “Yo! My Saint!”, un tema catártico que grabó en colaboración con el cantante soul Michael Kiwanuka para la campaña de la marca japonesa de ropa, KENZO.

Karen O desdibujó de su mente los estragos de ser una estrella de rock para desahogar lo que siente sobre la maternidad, el matrimonio y la madurez como persona y cantautora. En una entrevista que tuvo con Dazed, la estadounidense ha señalado que el balance entre la creatividad entre el trabajo y la maternidad han sido un reto complicado: “En mis veintes o treintas, había flotando una vibra artística. Entonces tienes un niño y de pronto todo se convierte en una rutina de 9 a 5 (de la tarde)”.

“Escuché una canción en la radio el otro día y sonaba como ninguna otra cosa. Era algo romántico, dramático y contaba una historia”, menciona O sobre la inspiración que tomó para crear la nueva canción para KENZO.

“Musicalmente trabajé con Michael Kiwanuka y ¡fue mágico!”, cuenta sobre el músico que con tan sólo dos álbumes de estudio ha sido comparado con Marvin Gaye y Curtis Mayfield.

“Yo! My Saint!” no sólo es el regreso de Karen como solista. El tema musicaliza una mini cinta donde elementos futuristas, la cultura asiática y un homenaje al compositor Ryuichi Sakamoto y a la modelo Sayoko Yamaguchi, hacen un cruce orquestado por la directora Ana Lily Amirpour.

“Soy mitad asiática. En mi linaje hay referencias de que el padrino del rock psicodélico, Shin Jung Hyun, era familiar mío. La música coreana es extremadamente dramática. Eso también inspiró esta nueva etapa”, señala O respecto al concepto del filme.

En la conversación con Dazed, la cantante relata cómo ha sido la transición a la madurez: “soy mucho más introvertida que extrovertida. Solo soy extrovertida en el escenario o en una fiesta de baile después de tomar unas copas. El resto del tiempo, soy bastante introvertida. Mantengo mis cartas cerca. Pero siempre funciona distinto para diferentes tipos de personas”.

Por primera vez en su vida, Karen O escribió canciones de amor para mujeres, en un contexto histórico que se vive actualmente donde el empoderamiento de la mujer es vital. “He estado loca por chicos la mayor parte de mi vida pero luego encontré a mi hombre. Después de convertirme en madre, mi perspectiva fue totalmente diferente sobre las mujeres. Muchas canciones de amor que he escrito recientemente celebran el ser mujer y a la feminidad. Es hermoso que haya cambiado ese engranaje en mis composiciones”.

Advertisement

Relacionados