Síguenos

Advertisement
Foto: Chris Pizzello / Invision / AP

El reconocimiento que la Academia Latina de la Grabación entregó la noche del miércoles (15 de noviembre) a Alejandro Sanz como “Persona del Año” no sólo está relacionado con sus logros como músico sino también a su enorme contribución a causas filantrópicas por medio de organizaciones como Médicos Sin Fronteras, Save the Children y Greenpeace, entre muchas otras.

El homenaje de la Academia coincide con el premio Golden Music Award que Alejandro Sanz recibió hace apenas unos días por sus 30 años dedicados a la música y por sus más de 25 millones de discos vendidos.

Lee: Alejandro Sanz es la Persona del Año para el Grammy Latino.

En medio de todos estos honores, el álbum debut del músico español, Más, cumplió 20 años, lo cual celebró en junio pasado con un concierto en el Vicente Calderón de Madrid en el que lo acompañaron Juan Luis Guerra, Juanes, Pablo Alborán, Malú, Manuel Carrasco, Laura Pausini, Miguel Bosé, entre otros artistas.

La gala de Alejandro Sanz como “Persona del Año” inició con las palabras de Gabriel Abaroa, presidente del Grammy Latino. Una vez concluido su mensaje, Natalia Lafourcade –acompañada de Manuel Medrano– fue la primera en subir al escenario para rendirle homenaje a Sanz.

Mientras cantaba “No es lo mismo” hizo una señal a la orquesta para interrumpir la canción porque cometió un error y prefirió volver a empezar. “Estoy muy nerviosa”, aclaró. Alejandro Sanz se acercó, le dio un fuerte abrazo y le dijo que no pasaba nada. Y así fue, su interpretación estuvo impecable.

Lee: Alejandro Sanz cerrará el año con disco en vivo.

Siguió Juan Luis Guerra, quien presentó unos arreglos de bachata para “Desde cuando” y al final comentó que había hecho esa versión porque Sanz no le había enseñado a hacer flamenco. El cantautor dominicano concluyó diciendo: “Eres mi compositor favorito”.

El encargado de continuar con la gala fue David Bisbal, quien cantó “El alma al aire”. Al final, muy conmovido, le dijo que ese momento lo había hecho pensar en sí mismo, cuando era niño y cantaba las canciones de Sanz frente al espejo.

Lee: Alejandro Sanz tiene una nueva cachorra a la que llamó "Frida".

A continuación subió al escenario Niña Pastori, gran amiga de Sanz, quien ofreció uno de los momentos más emocionantes de la gala. Al final de su participación dijo que se siente sumamente orgullosa de pertenecer al mismo país al del homenajeado, y mencionó los momentos en que ambos han coincidido en lo personal y en lo profesional.

Después de Pastori llegó el que muchos consideran el momento más impresionante de la gala. Mon Laferte parecía dejar su corazón y su alma en el escenario mientras interpretaba “Mi soledad y yo”. Su intervención, impecable y extraordinaria, hizo que todos los presentes se pusieran de pie para ovacionarla al final. Muchos de los asistentes se preguntaban quién era, pues la chilena apenas empieza a abrirse paso en el mercado latino en Estados Unidos.

Mi Soledad y yo - Mon Laferte Latin Grammys 2017

Las interpretaciones que siguieron estuvieron a cargo de la cantaora Rosalía, Jessy y Joy, quienes cantaron “Siempre es de noche” y Jimmy Zambrano. Poco después subió al escenario Luis Fonsi para cantar, muy a su manera, “Amiga mía”, uno de los grandes exitos de Sanz.

La cantante brasileña Anita y Nick Jonas cantaron “Looking for Paradise”, un tema que Sanz compuso para Alicia Keys. Residente subió también al escenario a homenajear al músico español y al final le dijo: “Yo no creo en la iglesia, pero creo en tu mirada”.

Alejandro Fernandez intepretó “Ella”, muy a su estilo. Al dirigir unas palabras al músico, le agradeció los años de amistad y los momentos alegres que han compartido. El homenaje cerró con la interpretación de “Quisiera ser”, a cargo de Juanes y Camila Cabello. La cantante cubana dijo que esa noche se había hecho realidad uno de sus más grandes sueños.

La gala cerró con un muy emotivo mensaje de Alejandro Sanz:

“La musica sin un sueño no es música, sólo es una actuación más. Un sueño me trajo aquí, y hoy aquel niño que fui, donde quiera que esté, le da las gracias a todos ustedes. Ese niño agradece porque ustedes le recordaron que la vida es un milagro. Gracias a la gente que me ha apoyado durante tres décadas, a mi mujer y a mis dos hijos quiero decirles que son mi milagro particular. Espero que sean siempre soñadores y valientes. Somos lo que soñamos”.

Advertisement

Relacionados