Síguenos

Advertisement
Foto: Charles Skyes, AP.

El 2 de octubre adquirió un nuevo significado. Para los mexicanos, desde 1968 ese día representa una remembranza del dolor y la frustración que provoca la sangre a manos frías. Desgraciadamente, Estados Unidos compartirá estas sensaciones luego del asesinato de más de 50 personas y más de 500 heridos durante el festival de música country Route 91 Harvest en Las Vegas, Nevada. Esta, según números oficiales, es la mayor masacre en la historia reciente de Estados Unidos.

Varios artistas expresaron su pésame a las familias afectadas por el acto criminal cometido por un hombre que disparó desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay. Unas horas después, el mundo del entretenimiento y algunos políticos cuestionaron las leyes respecto a la posesión de armas en la nación del norte. Gracias a la naturaleza del evento en el que sucedió el tiroteo, la música es parte fundamental del acontecimiento.

Lee: Músicos piden endurecer las leyes de armas en Estados Unidos

El músico que se encargó de finalizar el festival fue Jason Aldean, un portavoz de la mentalidad de sus fans fieles al country, género predominante en el evento. Y es que el country ha sido politizado por la crítica y los medios de comunicación pues su audiencia abarca un segmento conservador, mismo que según investigaciones está relacionado con la comercialización de armas de fuego.

Más allá de los estereotipos, datos confirman que este género ha contribuido a que la violencia simbólica se propague. En 2010, la Asociación Nacional de Rifles patrocinó el festival NRA Country y durante años ha estado inmersa dentro de la industria musical de Nashville. A lo largo de su historia, el country ha sido relacionado con los estados denominados “rojos” que políticamente están inclinados hacia el partido republicano. También es en esos lugares donde se han originado los grupos de ultraderecha como el Ku Klux Klan.

Fuente: The New York Times, "Red States, Blue States: 2016 is looking a lot like 2012.
Fuente: The New York Times, "Red States, Blue States: 2016 is looking a lot like 2012.

El año pasado, mientras Lady Gaga y Beyoncé se presentaron en el cierre de campaña de Hillary Clinton, los músicos country Lee Brice y Chris Janson cerraron la campaña de Trump, un acto más que se suma al historial derechista.

A pesar de esta situación hay que entender que la música country -como el blues y el jazz- es un género que ha servido para desahogarse a través de sus letras y actitudes. Las canciones pop y la radio comercial no representan la vida rudimentaria del segmento blanco y obrero de los Estados Unidos ni tampoco empatizan con los ideales de fuerza que necesita un trabajador en la cotidianeidad. Sin embargo, existen músicos del género campirano que no se encuentran a favor o han cambiado su percepción sobre el mundo country y su relación con las armas, como Keith Urban, Caleb Keeter de la Josh Abbot Band, Kane Brown y Jake Owen, quienes formaron parte de la alineación del domingo pasado en Route 91 Harvest y que en sus cuentas de Twitter expresaron su desacuerdo y urgencia por regular la posesión de armas.

Por su parte, Jason Aldean compartió una foto en su cuenta de Instagram alentando a sus seguidores y al pueblo norteamericano a seguir de pie como un sólo país. Mientras el estado de shock pasa, la tragedia ya está escrita en la historia de EU y será importante revisar a profundidad las leyes que permiten que un humano porte a placer una pistola con la cual desquitarse con el odioso mundo en el que vive.

Over the last 24 hrs I have gone through lots of emotions. Fear, Anger, Heartache, Compassion and many others. I truely dont understand why a person would want to take the life of another. Something has changed in this country and in this world lately that is scary to see. This world is becoming the kind of place i am afraid to raise my children in. At the end of the day we arent Democrats or Republicans, Whites or Blacks, Men or Women. We are all humans and we are all Americans and its time to start acting like it and stand together as ONE! That is the only way we will ever get this Country to be better than it has ever been, but we have a long way to go and we have to start now. My heart aches for the Victims and their families of this Senseless act. I am so sorry for the hurt and pain everyone is feeling right now and there are no words i can say to to take that pain away. Just know u all are in my heart and my prayers as we all go through this together. Time to come together and stop the hate! #stopthehate #prayforlasvegas Una publicación compartida de Jason Aldean (@jasonaldean) el 2 de Oct de 2017 a la(s) 8:57 PDT

Advertisement