Síguenos

Advertisement
Foto: Chris Pizzello, AP.

El día de hoy los Stone Temple Pilots anunciaron su primera fecha desde la muerte de Chester Bennington, quien era su vocalista principal desde mayo del año pasado. En 2015, el vocalista Scott Weiland, quien había sido el cantante más reconocido de la banda, murió después de sufrir una sobredosis, por lo que unos meses después, Bennington se unió al proyecto.

Sin embargo, el pasado junio, el también exvocalista de Linkin Park se suicidó en su residencia de Los Angeles, por lo que dejo sin cantante una vez más a Stone Temple Pilots.

Sin embargo, la banda tocará en un show privado para los radioescuchas de Sirius XM el 15 de noviembre en Los Ángeles, confirmó el guitarrista Dean DeLeo para la estación de radio de Seattle. El músico comentó que la agrupación ha recibido alrededor de 15, 000 peticiones para remplazar a Weiland y Bennington.

A lo largo de la década de los noventa y los años dosmil, Stone Temple Pilots ha sido una banda que marcó la vida tanto de los herederos del grunge, así como músicos reconocidos de la música alternativa como el mismo Chester Bennington.

Scott Weiland

Scott Weiland tuvo una etapa complicada previo a su accidental muerte en diciembre de 2015. Es conocido que el cantante tuvo una fuerte adicción a la heroína desde los años noventa. La primera vez que probó la heroína fue en agosto de 1993 tras el estreno del álbum debut de Stone Temple Pilots, Core.

En ese momento, él tenía 25 años y se encontraba en el Hotel Royalton de Nueva York y fue ahí donde tomó la heroína por primera vez. "Me hizo sentir seguro. Se sintió como salir del útero. Me sentía completamente seguro de mí mismo y todos los miedos se habían ido", le dijo Weiland a la revista Esquire en 2005. Debido a estos problemas, Stone Temple Pilots despidió al cantante en febrero de 2013.

En sus últimos 10 meses, el cantante pasó por algunas dificultades emocionales: la muerte de un amigo cercano, el diagnóstico de cáncer de su madre y padre, problemas financieros severos, automedicación y problemas mentales. Al mismo tiempo, Weiland experimentó episodios de paranoia causados por un desorden bipolar, según informes médicos reportados y un artículo de Billboard sobre la muerte del músico. Después de la primavera, en la que estuvo de gira con su banda como solista, The Wildabouts, el comportamiento de Weiland se volvió "terroríficamente irreconocible", declaró su esposa Jamie. Todo esto, desembocó en el abuso de drogas ilimitado y una depresión que fue difícil de observar.

Weiland murió en el autobús que llevaba a Stone Temple Pilots de gira. Lo encontró su manager en posición fetal sin movimiento alguno y horas después la policía encontró una bolsa de cocaína y otros medicamentos como Lunesta, el antidepresivo Klonopin, Viagra, el sedativo Dalmane, el narcótico Buprenex y el antipsicótico Geodon.

Chester Bennington

Tras el despido de Weiland en 2013, Stone Temple Pilots reclutó al entonces vocalista de Linkin Park, Chester Bennington, para ser su nuevo frontman. “Chester tiene una voz inigualable que hemos admirado por un largo tiempo", escribió Dean DeLeo en un comunicado que publicó NME en mayo. “Sabemos que Linkin Park siempre será su prioridad, pero pensamos que sería bueno estar juntos. Pudimos encontrar tiempo para grabar una canción juntos y el resultado es increíble”. Bennington por su parte, dijo que desde los 13 años era fanático de la banda: "Amó a los STP desde que tenía 13 años y tienen una gran influencia sobre mí".

Tras dos años de giras y un EP (High Rise) Bennington se despidió de la banda para enfocarse solamente en Linkin Park, a lo que seguirían años tormentosos para el cantante. El 26 de mayo de 2016, un suceso impacto a Chester. Chris Cornell, uno de sus mejores amigos y cantante de Soundgarden, se suicidó en Detroit, lo que significó una pérdida enorme para el mundo musical pero sobretodo, afectó la mente del cantante.

Después de esto, el cantante mencionó que había escrito seis nuevas canciones. La depresión de Chester, así como la adicción de Scott, era conocida por sus seguidores, familia y medios. Sin embargo, no se pensaba que era debido a un abuso sexual que el músico sufrió en su niñez desde los 8 hasta los 13 años de edad por un amigo mayor que él. Por esta razón, Bennington decidió encontrar bienestar en las drogas y el alcohol, así como Scott Weiland. Durante mucho tiempo se drogaba con opio, anfetaminas, mariguana y cocaína, informó Rolling Stone en un artículo sobre su muerte.

Unos días antes de su muerte, Chester le envió algunos mensajes a colegas músicos expresándole su cariño y deseo por volver a tocar con ellos como a Robert DeLeo (de Stone Temple Pilots) y a Matt Sorum (exbaterísta de Guns N' Roses), con quien había colaborado en el proyecto musical Kings of Chaos. Días después, le dijo a sus compañeros de banda que necesitaba ir a casa para trabajar.

Chester Bennington se ahorcó en su residencia de Los Ángeles un mes después de la muerte de Chris Cornell.

Lee: Foo Fighters habla de Chester Bennington, Chris Cornell y la importancia de la atención a la salud mental

Advertisement