Síguenos

Advertisement
Foto: AP, archivo.

El 20 de noviembre de 2017 murió uno de los asesinos más populares de la historia: Charles Manson. El estadounidense murió en el condado de Kern, California, a los 83 años de edad debido a causas naturales, reportó el Departamento de Corrección y Rehabilitación en un comunicado de prensa replicado por The New York Times.

Manson comenzó a ser reconocido en la vida pública de los años sesenta por ser el líder de una secta callejera llamada la familia Manson, quienes planearon el asesinato de varias personas bajo la influencia de una supuesta guerra que se libraría entre blancos y negros -en esa época existía una fuerte tensión racial-. Fue en agosto de 1969 que un grupo de allegados a Charles Manson mató a nueve personas, entre las cuales se encontraba Sharon Tate, esposa del cineasta Roman Polanski.

De acuerdo a El País, la policía norteamericana de aquel momento se sorprendió de sobremanera al ver que los cadáveres habían sido apuñalados 60 veces. Sobre la nevera que yacía en el apartamento 3301 de Waverly Lane, los oficiales apuntaron una frase peculiar: Helter Skelter, una referencia directa hacia la canción que, tan sólo un año antes, The Beatles habían lanzado en el famoso White Album.

Además de ganarse la atención del público y los medios de comunicación por estos actos criminales, Manson fue materia de análisis durante años debido a su perspectiva y la conexión que tenía con la música, pues los asesinatos estuvieron inspirados en la canción más estridente en la historia de The Beatles.

La obsesión por el White Album

Según las declaraciones que ofreció el propio Manson a la policía, The Beatles fueron la inspiración para llevar a cabo todos sus planes: "Son los Beatles, la música, que saca todo al exterior... estos chicos escuchan la música y entienden el mensaje. Es subliminal".

Un año después de la muerte de las nueve personas, el fiscal encargado del caso reveló que la inspiración estaba directamente ligada a "una malinterpretación de las letras de el White Album". Aparte de "Helter Skelter", el investigador mencionó que canciones como "Blackbird" o "Piggies", anunciaban la llegada de una guerra apocalíptica racial en la que había que exterminar a ciertas personas. Sin embargo, como la batalla nunca comenzó, el propio Manson decidió empezarla matando.

El estadounidense escuchó por primera vez el White Album en diciembre de 1968 mientras viajaba por California, menciona Rolling Stone en un artículo especial sobre el tema. A su regreso en Death Valley en las fiestas de fin de año, Manson presionó a sus compinches para escuchar el que para muchos es el álbum más emblemático de los británicos.

"¿Estás listo para saber qué es lo que están anunciando The Beatles? Helter Skelter está por llegar. Los Beatles nos lo están diciendo de una u otra forma", le dijo Manson a uno de los miembros de "la familia". En muy poco tiempo, el disco ya era parte del soundtrack de la vida cotidiana de la sociedad formada por Manson. Incluso, renombró a Susan Atkins como "Sadie Mae Glutz" por la canción "Sexie Sadie". También interpretó la letra de la balada de McCartney, "I Will", como un mensaje en el que decía que él era la resurrección de Jesucristo.

Según el artículo de Rolling Stone, la Familia Manson le mandó telegramas a The Beatles invitándoles a unirse al colectivo antes del "comienzo de la guerra racial", pero estos mensajes nunca llegaron a las manos de la banda.

"Charles Manson interpretó 'Helter Skelter' como una canción que tenía que ver con los cuatro caballeros que aparecen en Apocalipsis, no sé de qué se trata todo eso pero sé que proviene de la biblia y él interpretó toda esta cosa como de ir y matar a todo el mundo... fue espantoso porque uno no escribe canciones para esos propósitos", comentó Paul McCartney sobre el asesino en el libro The Beatles Anthology.

Por su parte, John Lennon le dijo a Playboy en 1980: "No tiene nada qué ver conmigo. Manson es una versión extrema de la gente que viene y dice que 'Paul está muerto' o que cree que las iniciales de 'Lucy In The Sky With Diamonds' son LSD y concluyen que se trata de ácido".

Sus otras conexiones con la escena musical

Tras la muerte de Charles Manson, NME recopiló las conexiones que tuvo el asesino con la música en vida. Desde el propio Marilyn Manson hasta Nine Inch Nails, Manson ha sido un espectro que inspira la creatividad de algunos músicos, ya sea narrando la trágica escena del crimen o tomando su nombre como referencia.

Cuando Manson viajó de San Francisco a Los Angeles -en el mismo periodo que escuchó el White Album- llenó su agenda de contactos con nombres como el de John Phillips, integrante de The Mamas and Papas y en repetidas ocasiones tuvo encuentros meramente amistosos con él. Otro personaje de aquella época con el que tuvo relación fue con el baterista de The Beach Boys, Dennis Wilson, quien le insistió a la banda grabar una composición que había hecho el asesino titulada "Cease To Exist". Y así lo hicieron. La canción fue renombrada como "Never Learn Not To Love" y fue publicada como un lado B del disco 20/20.

Las bandas que han tomado su nombre o han creado canciones haciendo referencia tanto a Manson como la familia son innumerables, pero dentro de las más destacadas se encuentran Kasabian, quienes escogieron el nombre debido a Linda Kasabian, miembro de la familia y el más famoso hasta la fecha, Marilyn Manson, quien además escribió "Beautiful People", una canción en la que relata el asesinato de Tate. Otro que también se inspiró en esta escena sangrienta fue Trent Reznor, quien grabó gran parte de The Downward Spiral pensando en cómo fue ese asesinato.

Advertisement