Síguenos

Advertisement
Katy Perry

Bien podría ser un capítulo de Fargo. O un hecho perfectamente congruente en el universo de los hermanos Coen. Pero no. Ocurrió el viernes pasado, en California. Y la historia involucra a una superestrella pop, a las las Hermanas del Inmaculado Corazón de María, una disputa legal y una muerte en el momento menos esperado.

El viernes (9 de marzo), en un tribunal de Los Ángeles se encontraba un grupo de monjas que desde hace tres años enfrenta un proceso legal contra Katy Perry por un terreno en el barrio de Los Feliz, en el que está ubicado su convento.

En medio del litigio, y después de haber pedido la anulación de la decisión del juez que favoreció a Katy Perry, la monja de 89 años, Catherine Roze Holzman, se desvaneció en el tribunal y falleció a causa de un ataque cardiaco, reporó AP.

¿Y cómo se llegó a esto?

La increíble y triste historia de Katy Perry se remonta al año 2015, cuando la cantante se interesó en comprar el terreno de 3.2 hectáreas por 14.5 millones de dólares. Esta transacción pudo hacerse debido a que la Arquidiócesis de Los Ángeles ordenó a las monjas dejar el convento en 2011.

Tal como señala Noisey en la recapitulación del asunto, el primer enfrentamiento se dio entre las Hermanas del Inmaculado Corazón de María, quienes insisten en que su antiguo convento en Los Feliz les pertenece, y la Arquidiócesis, que asegura ser la dueña.

En 2015 ellas vendieron la propiedad a una restauradora, quien les ofreció 15.5 millones, pero la Arquidiócesis terminó por vendérselo a Perry después de que un juez consideró que la transacción que llevaron a cabo las monjas no tenía validez.

Un año más tarde, en abril de 2016, llegó el dictamen oficial: la venta de las monjas a la otra persona interesada no era legal, lo cual le permitió a Perry hacer la compra sin mayor inconveniente.

En medio de la batalla legal, se estrena un documental

El 4 de marzo de este año las monjas subieron a YouTube el documental de una hora de duración Katy Perry Nuns: Our Story. En la película, tres de las hermanas de la congregación explican que la batalla legal que enfrentan se relaciona con los derechos de las mujeres frente al patriarcado de la iglesia católica.

Entre los documentos que las hermanas muestran se encuentran los de compra-venta de la propiedad, que ellas hicieron a principios de los setenta. Décadas más tarde, en 1992, llegaron a un acuerdo con la Arquidiócesis en la que esta se comprometió a financiarlas en caso de que perdieran solvencia económica. A cambio, señala el documento, la Arquidiócesis podría quedarse con la propiedad una vez que todas las monjas que habitan en el convento hubiesen muerto.

El acuerdo señala también que cualquier litigio entre las partes (la congregación y la Arquidiócesis) debía llevarse únicamente en el Vaticano.

Está claro que en el transcurrir de la batalla legal las cosas no se dieron de ese modo. De manera previsible, los alegatos relacionados con propiedades en Los Ángeles son llevados por un tribunal local.

Tras la muerte de la hermana Rose Holzman el viernes pasado, sus compañeras aseguran que seguirán dando pelea, pues no están dispuestas a aceptar la venta de su terreno.

Si tienen una hora libre, vale mucho la pena ver el documental de las monjas. ¡Es en serio!


Advertisement

Relacionados