Síguenos

Advertisement
Foto: 'Rage Against The Machine', Rage Against The Machine, Spotify.

Un día como hoy (3 de noviembre) pero de 1991, Rage Against The Machine estrenó su primer álbum. Desde su portada, el trabajo de Zack de la Rocha, Tom Morello y compañía, provocaba una incomodidad peculiar. Lo primero que podía observarse era una persona quemándose y, si uno prestaba atención a detalle, podía ver que era específicamente una especie de monje o personaje religioso.

A principios de la década de los noventa, el mundo estaba cambiando. El pop y el hair rock iban en picada, los degrafilados y el glamour de Madonna, Prince y George Michael estaban dejando de ser moda. Los metaleros dejaron de impactar al sector conservador y su mundo apocalíptico pasó de lo intransigente a lo parrandero. La mezclilla pasó de ser una tendencia a ser sólo un complemento. Los abrigos rompevientos eran la novedad en Gran Bretaña y en Estados Unidos, Seattle estaba imponiendo tendencia, Nirvana y Pearl Jam mostraban su furia vestidos con camisas de franela.

Dentro de todos estos cambios surgieron movimientos sociales trascendentales y nuevas voces que se unieron a las respuestas en contra de abusos y nuevas situaciones. Rage Against The Machine fue una de las bandas que alzó la voz en este sentido a través de letras contestatarias inspiradas en el hip hop y riffs de guitarra distorsionados que evocaban a The Beastie Boys.

Rage Against The Machine utilizó una peculiar fotografía para su primer disco recordando tiempos difíciles de los años sesenta en la década de los noventa, dándole una nueva significación. Eventos como la invasión de Iraq para extraer el petróleo, las problemáticas que según la banda y miles de personas traería la globalización y el principio del movimiento zapatista, del cual el padre del vocalista Zack de la Rocha ,estaba en boga a principios de los noventa, cuando salió al mercado su debut homónimo.

La banda decidió usar una imagen imponente. La fotografía es trabajo del fotoperiodista Malcom Browne, quien en junio de 1963 capturó a un monje budista vietnamita inmolándose en la zona de Saigon, Vietnam, durante una protesta que hacía la comunidad religiosa.

Este acto respondía a la persecución que sufrían los budistas al sur de ese país bajo el régimen católico de Ngo Dinh Diem, en el cual se prohibió el uso de la banderas en homenaje a Buda y deteniendo a monjes que se dedicaran a esta religión.

Días previos al suceso, la comunidad budista contactó a la prensa norteamericana para cubrir la marcha y para que pusieran su atención en un importante evento que ocurriría en las afueras de la embajada de Camboya en Saigon. Dentro de los periodistas asistentes se encontraban Brown y el reportero David Halberstam de The New York Times. Una procesión de 350 budistas acompañó al monje Quảng Đức, otros dos monjes y un galón de gasolina.

Tal cuál lo narra la página diffuser.fm, el monje emergió del automóvil, se sentó y recito las canciones “Homage to Infinite Light,” or “Homage to Amitābha Buddha", mientras los otros dos monjes lo empapaban con gasolina. Por su parte, el periodista del diario neoyorquino narró así el momento: " Las flamas comenzaron a brotan de un ser humano; su cuerpo estaba incinerándose lentamente, su cabeza se hacía negra.

El aire olía a carne humana quemándose. Detrás de mi podía escuchar el canto de los vietnamitas. Estaba en un shock tan impresionante que quería llorar y estaba confundido si tomaba notas o hacía preguntas, demasiado confundido para llevar a cabo mi trabajo. Así como el que se quemaba no movía ni un músculo, no pronunciaba ni un sonido y su figura se deformaba poco a poco".

La imagen se popularizó en los sesenta como muestra de la turbulencia social que se vivía. Durante el mandato de Diem, su gobierno suministró con armas y promocionó campañas militares para ir en contra del Viet Cong, la organización comunista que libró la guerra en contra de Estados Unidos. Además, causó tanto impacto que hasta el presidente John F. Kennedy mencionó: "Ninguna otra fotografía noticiosa en la historia ha generado tanta emoción alrededor del mundo".

Advertisement