Síguenos

Advertisement
Portada del álbum 'Baby One More Time' de Britney Spears y 'The Marshall Mathers LP' de Eminem.

Decir que la época de los álbumes terminó y que el consumo de la gente se enfoca en sencillos aislados podría parecer un lugar común. Sin embargo, las cifras hablan por sí solas y le dan la razón a esta afirmación. La tendencia que identifica Music Business Worldwide refleja lo siguiente:

1. De acuerdo con la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, las ventas de álbumes (descargas, CDs y vinilos) durante la primera mitad de 2018 se desplomó 25.8% con respecto al primer periodo del año anterior. Es decir, al menos en E.U. se gastaron 500 millones de dólares menos este año que en 2017.

2. Si el álbum en general está en decadencia, el CD como formato mucho más. Tras haber caído 6.5% en ventas en 2017, durante la primera mitad de 2018 el descenso fue de 41.5%. ¿Por qué? No olvidemos que artistas como Drake, Eminem, Cardi B, Travis Scott, Migos y Kanye West han lanzado sus álbumes vía digital y los han sacado en formato físico una vez que ya son un éxito.

3. Scorpion, de Drake, es el álbum mejor vendido este año en Estados Unidos. Sin embargo, con base en lo que identificó Music Business Worldwide en Kworb, 63% de las reproducciones del material en el ámbito mundial provienen de 3 canciones: “God’s Plan”, “In My Feelings” y “Nice for What”. Incluyendo a “Nonstop”, “Don’t Matter to Me” y “I’m Upset”, el 82% de los streams del álbum corresponde a solo 6 tracks de Scorpion, lo que significa que las 19 canciones restantes solo se han llevado 18% de las reproducciones del disco.

4. Desde 2014, Billboard 200 —ranking que mide las ventas de los álbumes— tiene una medición llamada streaming-equivalent albums, en la que cuentan 1,250 reproducciones en servicios de streaming (Spotify y Apple Music) o 3,750 streams en las versiones gratuitas de YouTube y Spotify como si fuera la venta de un álbum. ¿Es justo para el artista? Probablemente sí, pero definitivamente las ventas de álbumes no corresponden a escuchas de un material discográfico completo.

Lee: Por qué actualmente los sellos discográficos parecen obsoletos

Drake - Nice For What

Advertisement

Relacionados