Síguenos

Advertisement
Foto: Grant Pollard, AP.

Esta semana se dieron a conocer los nominados que compiten por la inducción al Salón de la Fama del Rock and Roll. En la lista de los seleccionados por primera vez se encuentran Radiohead, Rage Against The Machine, Judas Priest, The Moody Blues y Nina Simone, bandas y artistas de generaciones y géneros distintos que han formado parte de la historia del rock.

Depeche Mode, Bon Jovi, Chaka Khan, The Zombies y Chic aparecen por segunda ocasión como nominados y otras bandas como Jane's Addiction, Soundgarden y The Smiths no aparecieron a pesar de que en otras ocasiones ya fueron nominados.

Recientemente, este certamen ha sido criticado por sus objetivos pues en los últimos años varios raperos han sido merecedores del reconocimiento. Entre algunos de los nombres que destacan se encuentran Tupac Shakur y una de las agrupaciones más influyentes del hip hop, N.W.A. En esa ocasión, Ice Cube, uno de los miebros del grupo, señaló que el significado del evento y su esencia tenían que ver con algo distinto al género musical: "El rock and roll no es un instrumento; no es un estilo de músical. El Rock and roll es un espíritu y no está de acuerdo con las personas que vivieron antes que tú. Es crear tu propio camino en la música y en la vida. Eso es rock and roll y eso somos nosotros ".

Sobre esa misma nominación, el cofundador de KISS, Gene Simmons, declaró que el rap era un género que iba a morir y además cuestionó la inducción de artistas de hip hop en el Salón de la Fama del Rock And Roll: "Algunas personas deciden quienes son nominados", dijo el bajista en 2014 para una entrevista radiofónica. "Las masas entonces se rascan la cabeza. Ahí está Grandmaster Flash en el Salón de la Fama de Rock and Roll, Run-DMC también. Eso me está matando. Esto no significa que sean buenos artistas pero no tocan la guitarra. Sólo samplean y hablan, ni siquiera cantan ".

Por su parte, Radiohead ha expresado su desinterés por el premio en diversas ocasiones. Jonny Greenwood se pronunció confundido por la realización del concurso en una entrevista para Rolling Stone: "No me importa, quizá sea algo cultural que realmente no entiendo, quiero decir, desde afuera parece que es una profesión que se preocupa por sí misma. Me hace sentir incómodo". El otro guitarrista de la banda Ed O'Brien dijo "no quiero ser grosero con el Salón de la Fama del Rock and Roll porque para mucha gente significa algo pero culturalmente no lo entiendo. Creo que es una atracción norteamericana por excelencia. Los británicos no somos muy buenos para darnos una palmada en la espalda. Parece un show business y no soy mucho de ese estilo. Hace mucho me di cuenta que no me gustaban las ceremonias de premiación. Si caminas por ahí te sientes es muy incómodo, dondequiera hay medios de comunicación. Simplemente se siente no auténtico para nosotros ", señaló el miembro de Radiohead.

El Salón de la Fama del Rock And Roll elige a sus nominado tomando en cuenta características que han decidido historiadores y expertos de la industria. El artista debe haber lanzado su primera grabación discográfica 25 años antes del año en cuestión y ser reconocido por el consejo como un grupo trascendental y que haya demostrado un"incuestionable talento musical" lo que deja varias preguntas al aire como ¿Qué criterio en realidad es el correcto para legitimar la trascendencia de una figura cultural ?

Además, muestra un juicio nebuloso de los expertos como sucede en la mayoría de los certámenes que, si uno reflexiona, es completamente una actividad subjetiva.

Advertisement