Síguenos

Advertisement
Mexico Vive Latino Festival

La "vibra" entre los asistentes de un concierto va más allá de lo onírico o fantasioso. De acuerdo con una nueva investigación de la Sociedad de Neurociencia Cognitiva, las ondas cerebrales de las personas que están en un concierto escuchando música juntos se sincronizan, y esto provoca que pasen un mejor momento.

Según la revista Science News, este es un “recordatorio de que los humanos somos seres sociables”. Según la neuróloga Jessica Grahn de la Western University de Londres, estar presentes en un lugar donde la música sea tocada y existan más personas es una “forma de socializar”.

La publicación hace hincapié en que, desde hace tiempo, en la cultura occidental los seres humanos hemos estado vinculados a celebrar ritos con música. Sin embargo, más recientemente, presenciar un acto musical se ha convertido en un rito de apreciación de talento más que una acción primitiva, aunque la forma en que funciona el cerebro siga siendo la misma.

La investigación dio resultados con base en tres distintos grupos focales donde 20 personas experimentaron escuchando música juntos en tres distintas formas: El primer grupo fue a un concierto con muchas personas alrededor, el segundo vio sólo la grabación del mismo y el tercero vio la filmación desde una perspectiva en el que se apreciaba el escenario desde lejos.

Cada una de las personas tuvo en su cabeza un aparato especial que mide los electrodos y que arroja datos sobre el comportamiento de los nervios cerebrales. El primer grupo experimentó una sincronización más alta que la de los otros dos grupos, lo cual le llevó a pensar a la neuróloga Molly Henry -parte de la investigación- que el beat que puede percibir el cerebro en directo condiciona esta actividad cerebral.

Los resultados se unen a otras investigaciones que sugieren que las personas que asisten a conciertos son más felices. La revista Vogue recientemente publicó que un grupo de investigadores de la Universidad Deakin ubicada en Australia, analizaron a mil personas y llegaron a la conclusión de que aquellos que acuden con regularidad a conciertos (ya sea en salas pequeñas o grandes estadios) reportaron más altos niveles de satisfacción con sus vidas.

Otro estudio, realizado por Patrick Fagan, profesor asociado de la Universidad Goldsmiths en Londres, menciona que con ver solo 20 minutos de un show, la sensación de bienestar en los seres humanos aumenta un 21%.

Lee: Ir a conciertos de manera regular alarga tu vida productiva

Advertisement

Relacionados