Síguenos

Advertisement
Bad Bunny.

Esta semana, el Festival de Música y Artes de Coachella Valley, California, dio a conocer el lineup de la edición de este año. El cartel fue sorpresivo para muchos y la reafirmación para otros de que la música latina se encuentra en su apogeo.

Sorpresivo, porque una vez más (el año pasado sucedió con Los Ángeles Azules), en el cartel nos encontramos un acto de folclor mexicano como lo son Los Tucanes de Tijuana, quienes se presentarán el mismo día que artistas como Childish Gambino y bandas como The 1975.

Además, nombres como los de J Balvin (colocado a un costado de uno de los artista más de culto que puedan existir, Aphex Twin, vaya tiempos, el futuro es hoy), Bad Bunny, Rosalía, una de las apuestas de habla hispana más importantes del momento, Tomasa Del Real y hasta la cantautora más escuchada del 2017 en Spotify en México, la chilena Mon Laferte, son algunas de las letras grandes del cartel.

Lee: J Balvin, Bad Bunny y Ozuna: los latinos más escuchados mundialmente en Spotify

Para todos aquellos apegados al dogma de que el rock es el único género musical que es válido, esta situación es impensable. Sus argumentos: el festival tendría que “respetar sus orígenes” y dedicar su cartel solamente al guitarrazo, a los sintetizadores o cualquier sonido que no se asocie con lo urbano o lo latino.

En Twitter la discusión se elevó a tal grado que algunos sacaron lo peor de sí para denigrar el cartel como “chaca” o “naco”, además de calificarlo como “el peor cartel de la historia” y por supuesto, nunca falta el que dice que “todo cada vez va de mal en peor”.

Si nos vamos a los datos, Coachella lo único que hace es reflejar el panorama musical. Hoy en día, la música latina es uno de los mercados más valiosos para la industria en Estados Unidos. De acuerdo con datos proporcionados por la revista Rolling Stone en un reciente artículo sobre lo sucedido con la música en 2018, el año pasado fueron 18 canciones latinas las que estuvieron en la lista Hot 100 de Billboard de las cuales 16 están escritas totalmente en español.

“Los latinos son el segundo grupo étnico más grande en los Estados Unidos pero esas canciones no hubieran podido llegar ahí sin apoyo de afuera. Estos tracks fueron programados en la radio tradicional conservadora de pop, una señal de que el hambre por canciones en español ha incrementado en aquellos que no hablan el idioma”, señala el periodista Elías Leight en el texto.

Lee: El rock está muerto y el hip hop está más vivo que nunca

Pero más allá de los datos y en caso de que fuera una estrategia comercial por parte del festival, ¿por qué la música urbana, latina y derivados, no podrían estar en uno de los eventos más asistidos del país vecino?

¿Tenemos que echarnos otro año de Coachella con The Chemical Brothers, quienes por cierto ya estuvieron en más de cinco ocasiones? ¿Por qué el discurso de los barrios no podría llegar a los escenarios más grandes si la gente lo demanda? ¿Radiohead es una banda que ha marcado a una generación, pero, en serio, otra vez?

Fuera de los artistas latinos, el festival cuenta con artistas de gran talento que reflejan lo que está sucediendo en distintas escenas pero, como con las tarjetas bancarias, la gente no se fija en las letras chiquitas por lo que su drama no tiene ningún sentido.

Para todos aquellos que forzosamente quieren escuchar guitarras, SI HAY y en todas sus variantes como es el caso del punk representado por Shame, rock con U.S. Girls y Iceage, funk con Parcels y la psicodelia de Unknown Mortal Orchestra y Tame Impala, banda que llegará al festival con nueva música.

Shame

En el cartel divagan nombres como los de Kacey Musgraves, Solange, Christine And The Queens, Khalid, H.E.R, Blood Orange y Clairo, artistas que muestran la plenitud de la evolución del pop. Ariana Grande, la chica que ahora es la tendencia a nivel mundial, se convertirá en la cantante más joven en encabezar el festival con tan solo 25 años de edad.

"High Horses" - Kacey Musgraves

También, Coachella incluirá por primera vez pop del otro lado del continente con el cuarteto de K-Pop, BLACKPINK, así como rock asiático con Hyukoh, Jambinai y J-Pop con Perfume.

Blackpink video

Por otro lado, el rap es representado por figuras como el veterano Wiz Khalifa, el propio Donald Glover bajo el alías de Childish Gambino, Anderson .Paak, Tierra Whack, Pusha T, KAYTRANADA, Sheck Wes, y generaciones más jóvenes como el colectivo Gucci Gang formado por Gucci Mane, Lil Pump y Smokepurpp, además de Jaden Smith y el fenómeno viral Juice WRLD.

Childish Gambino - This Is America (Official Music Video)

En el bastión de la electrónica de vanguardia desfilarán productores que están haciendo historia como es el caso de Four Tet, Jon Hopkins, Ross From Friends, Sofi Tukker y se diluye la existencia del EDM con pocos actos invitados contando como los más destacados a DJ Snake y Diplo.

Jon Hopkins - Live At Pitchfork

Ahora bien, para llegar al festival tendrás que viajar hasta Indio, California. El sitio oficial del festival ofrece viajes desde 989 dólares. Con 429 dólares podrías comprarte una entrada. Después están la alimentación y alojamiento, que según la BBC, puede variar entre “una carpa, un hotel o la exclusiva tienda safari de lujo que viene con desayuno, aire acondicionado, baños y regaderas” a un costo de 9,500 dólares.

Si no puedes viajar al festival, esta será la primera vez que el festival transmita por streaming los dos fines de semana en los que se lleva a cabo el festival, del 12 al 14 de abril y del 19 al 21 de abril.

Puedes descargar música de estos artistas en Trebel. La aplicación está disponible en iOS y Android.

Advertisement

Relacionados