Síguenos

Advertisement
Foto: Fergie Facebook Oficial.

Las drogas y los músicos tienen una relación simbiótica. Tal parece que no pueden vivir separados. En la vida de las figuras que se han popularizado en la cultura pop, se sabe que por lo menos alguna vez han probado una que otra droga. Pocos se han salvado de caer en adicciones serias. Existen casos más lamentables que otros. Como cuando Syd Barret se bajaba de los escenarios en medio de las presentaciones con Pink Floyd en 1968; cuando Ozzy Osbourne inhaló una línea de hormigas en lugar de cocaína; cuando James Brown le disparó a un hombre por usar su baño; cuando David Bowie solo comía pimientos y cocaína y cuando Kurt Cobain casi muere por culpa de la heroína.

Ejemplos sobran. El más reciente es el de la ex-vocalista de The Black Eyed Peas, Fergie, quien confesó en una entrevista para iNews los estragos que ha sufrido debido a su adicción con el cristal. En la charla que sirvió para promocionar su más reciente producción, Double Dutchess (lanzada en septiembre de este año) la cantante estadounidense dijo que previo al nacimiento de su hija, sufrió de alucinaciones causadas por la droga que consumía: "Padecía demencia y psicosis inducida por los químicos. Tenía alucinaciones todos los días, y pasó un año antes de que desaparecieran después de que dejara de consumir, ese fue el tiempo que tardó mi cerebro en reajustarse. Podía estar sentada como si nada, y al mismo tiempo estar viendo una abeja o un conejo que no estaban realmente aquí".

Desde los noventa, Fergie comenzó a consumir metanfetaminas tras la disolución de la icónica girl band, Wild Orchid, con la que desplegó su carrera artística y fue nominada a dos premios Billboard en 1997. Todos sus sueños y ambiciones se vieron opacadas por esa dolorosa separación, por lo que, sin importar el costo, se vio involucrada con la adictiva sustancia.

Fergie, Renee Sands y Stefanie Ridel (mejor amiga de Sands) formaron una agrpuación de chicas en 1990 (originalmente llamada NRG), pero no fue hasta 1996 que lanzaron un sencillo comercial titulado "At Night I Pray". Lanzaron el álbum Oxygen (1998) y tuvieron bastantes giras y apariciones en grandes eventos de la nación del norte como el Desfile de Acción de Gracias de Macy. En 1999 tuvieron un cameo de actuación en Beverly Hills 90210, cantando en el "Peach Pit After Dark". Todo iba viento en popa pero en algún momento durante la grabación de Fire (tercer álbum de la banda), Fergie comenzó a distanciarse, cuenta un artículo de E! Online.

"Simplemente no funcionaba y trataron de hacernos hacer cosas diferentes (los managers), y simplemente comencé a sentirme no auténtica. No era realmente el estilo que yo quería para mí y no estaba siendo yo misma", le dijo Fergie a Oprah en una entrevista en 2012.

"Lo que debería haber hecho era decir: 'Chicas es hora de que vaya por mi cuenta. Necesito cumplir este sueño mío para tener un álbum en solitario. Y no supe cómo hacerlo. No sabía cómo lidiar con eso, con esa confrontación. Quería complacerlos ". En un momento de confrontación, la conductora de televisión le mencionó: "¿Entonces intentaste con las drogas?".

"Sí fue como un ¡oye! ¿por qué no probar algo de metanfetaminas? No sabía cómo lidiar con la situación, así que me metí en un mundo... Empecé a salir y tomar éxtasis y posteriormente me drogué con metanfetaminas", afirmó la cantante.

Después su inclusión a The Black Eyed Peas, cuatro álbumes de estudio y una presentación en el Super Bowl, la vida de Fergie tomó un rumbo distinto y se consolidó ante nuevas generaciones que no la vieron hundida en el mundo de las drogas ni como una sensación del pop noventero. Sin embargo, la artista recordó cómo fue el via crucis que le significó ese periodo de su vida.

"Recuerdo que en una ocasión intenté esconderme en una iglesia y obviamente intentaron echarme a la calle porque no paraba de correr por los pasillos de la nave como una loca. Pensaba que tenía una cámara que me buscaba mientras otras personas me perseguían", citó yahoo.com en una nota informativa sobre las declaraciones de Fergie en la entrevista con iNews.

"Todo eso de las drogas, era muy divertido, hasta que dejó de serlo... Pero sabes qué, doy gracias por el día en que todo se torció para mí porque eso fue lo que me dio la fuerza para dejarlo, junto a mi fe y la esperanza de que hubiera algo mejor esperándome", señaló la cantante con un tono de arrepentimiento sobre la situación que vivió hace tiempo. Hoy en día, Fergie sigue promocionando su segundo álbum como solista y ha superado paulatinamente su adición.

Advertisement

Relacionados