Síguenos

Advertisement
ALEXDELARGEEDITADA.jpg

La locura es una palabra que se ha utilizado para describir diversas situaciones. En épocas antiguas, se refería a un padecimiento y posteriormente en la época victoriana, Freud lo estableció como un estado natural del ser humano que divaga entre obsesiones, histerias y perversiones. Dentro de la lista de palabras que definen a una persona que se comporta con acciones dañinas y malévolas, se encuentra el adjetivo psicópata. Este ha sido utilizado a lo largo de la historia para describir a las personas que buscan hacer un mal intencionado y tienen objetivos sin lógica.

En el cine, por ejemplo, algunos psicópatas reconocidos como Alex DeLarge de A Clockwork Orange, o Hannibal Lecter de Silence Of The Lambs, se han mostrado como fanáticos de la música clásica. A otros como Moriarty de Sherlock Holmes o Red Skull, enemigo del Capitán América, también se les ha visto como admiradores de obras de Beethoven o Wagner. Distintas piezas de la música clásica han sido clasificadas como las favoritas de estos personajes.

Sin embargo, la Universidad de Nueva York realizó un estudio recientemente en el que muestra que el gusto de los psicópatas en la vida real no es tan exquisito y varía entre canciones que cualquier persona podría escuchar en la cotidianidad. En el estudio, 200 personas escucharon 260 canciones. Aquellos que tuvieron una tendencia más cercana a ser psicópatas, eligieron la canción “No Diggity” de Blackstreet y “Lose Yourself” de Eminem, entre sus canciones favoritas.

Kevin Dutton, un psicólogo de la Universidad de Oxford y también autor de La Sabiduría de los Psicópatas, ha obtenido también ciertos datos respecto a las preferencias musicales de los psicópatas. En su estudio, el resultado arroja que los psicópatas favorecen el rap más que la música clásica o el jazz.

Dutton menciona que a los directores de cine les gusta la idea de que los psicópatas sean amantes de la música clásica debido a una contradicción "irresistiblemente seductora". "La unión de la mente psicopática primitiva, oscura y visceral y la estética más elevada de la composición clásica es incongruente”.

Aproximadamente 1% de la población en general cabe en una descripción similar a la del muestreo y tiende a la psicopatía, pero lejos están de las prisiones donde por lo menos 1 de cada 5 de estas personas se encuentran, según el reporte de The Guardian. Kent Kiehl, psicólogo de la Universidad de Nuevo México, sugiere que los psicópatas le cuestan al gobierno de EE.UU. unos 460 billones de dólares al año.

En el estudio principal de la Universidad de Nueva York, canciones como "My Sharona" de The Knack o "Titanium" de Sia, estuvieron entre las favoritas de los que tienen menos tendencia a ser psicópatas. Un estudio que se llevó a cabo en 2015 complementa esta parte. La mayoría de los que estaban alejados de comportamientos psicópatas prefería la música relajante que oscilaba entre soft rock y R&B. Otras personas, mucho más pragmáticas, favorecían escuchar música más compleja como el jazz.

Advertisement

Relacionados