Síguenos

Advertisement
Adam Levine, show de medio tempo del Super Bowl, 2019.

Ya pasaron 15 años desde que Justin Timberlake descubrió uno de los senos de Janet Jackson durante el show de medio tiempo del Super Bowl, algo que conmocionó a las buenas conciencias y generó una reacción negativa hacia la menor de los Jackson, a pesar de que la cara de terror de la cantante denotaba que ella estaba tanto o más sorprendida que quienes la estaban viendo (o no, pero ese no es el punto).

En la edición LIII del Super Bowl nadie se inmutó por ver los pezones de Adam Levine, vocalista de Maroon 5, mucho más tiempo que el que supuestamente vimos el seno de Jackson, por lo que hablar del nipplegate en pleno 2019 sigue siendo relevante.

Pepsi Super Bowl LIII Halftime Show

Lo que pasó en 2004

Bet I'll have you naked by the end of this song (apuesto que te tendré desnuda al final de esta canción)”, cantó Timberlake antes de quitar parte del vestuario de Janet en una acción que supuestamente la dejaría en brasier. Sin embargo, el seno de la cantante quedó al aire y solo cubierto por una pezonera.

Tras la situación, la NFL decidió no volver a trabajar con MTV, quienes produjeron el evento. Estos, a su vez, se deslindaron de la situación asegurando que había sido una acción premeditada por la cantante. Desde ese año la transmisión del espectáculo es levemente diferida.

Janet Jackson & Justin Timberlake - Superbowl Halftime Show 2004 [DVD RIP | HD]

Misoginia de ayer y hoy

En 2004 ―el mismo mundo que una década antes se fue contra una becaria de veintipocos años por “meterse” con el inocente presidente de la nación más poderosa del mundo ―quien le doblaba la edad― se ofendía por un pezón femenino.

¡Momento! ¿no que Jackson llevaba pezonera? Sí, llevaba pezonera y la gente se alteró ante la mínima posibilidad de conocer más o menos el perímetro que podría tener su pezón (si es que eso podía ocurrir en la fracción de segundo que su seno quedó descubierto). La cantante fue condenada como lo son algunas mujeres por amamantar en público, porque si como sociedad hemos sexualizado los pezones femeninos, la “solución” es que las mujeres los cubran.

Lamento realmente si ofendí a alguien”, declaró Jackson en un video. Pero si la gente se ofende por un seno femenino, tal vez debería también mostrar un poquito de enojo hacia quien lo dejó expuesto (Justin), ¿o no?

“No fue mi intención. MTV, CBS y la NFL no tenían conocimiento en absoluto, y desafortunadamente todo salió mal al final”, agregó Janet, evidentemente presionada para echarse la culpa de cambiar su performance después del ensayo general.

Janet Jackson Discusses Wardrobe Malfunction at Super Bowl Halftime Show

Tras “el incidente”, como le gusta a muchos llamarlo, Janet fue desinvitada de los Grammy, mientras que Timberlake se llevó gramófonos por Justified y “Cry Me a River”. El cantante, que ya había sido parte del show del Super Bowl en 2001, como parte de ‘N Sync, volvió a protagonizar el evento el año pasado.

Damita Jo, el álbum que la cantante lanzó en 2004, no tuvo la respuesta esperada porque en esa era pre-streaming sí afectaba la carrera de un artista pop el ser rechazada por radios y televisoras.

Racismo con todas sus letras

A la NFL ―así como a buena parte de su público― le indigna la lucha por la equidad racial (si no, no hubiera sido tan controversial el espectáculo de medio tiempo este 2019) y el rechazo hacia Janet tuvo un componente racista.

“Fue un poco injusto, si lo consideras 50-50 [la responsabilidad sobre la situación], entonces probablemente yo solo recibí el 10% de la culpa, probablemente eso tiene algo que decir de la sociedad. Creo que Estados Unidos es más duro con las mujeres y que es injustamente severo con las personas de ciertos orígenes étnicos”, reconoció Justin sobre el desafortunado suceso en entrevista con MTV.

Quien no crea que la respuesta negativa hacia Jackson tuvo que ver con racismo, que solo imagine qué hubiera ocurrido si la mujer afectada hubiera sido la Britney Spears o Taylor Swift en turno.

Justin Timberlake Looking Back At The Super Bowl Incident

Es que eran otros tiempos…

El que el nipplegate haya sido en un ya lejano 2004 ha hecho que se crea que esto no hubiera sucedido 15 años después. Pero aquí estamos en 2019, año en el que las Normas comunitarias de Instagram especifican sobre la censura de desnudos: “También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos; sin embargo, sí se permiten fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna”.

En las redes sociales de la actualidad, como en la TV de hace 15 años, los senos femeninos solo pueden existir para alimentar, para crear conciencia sobre una enfermedad y para generar placer sexual ―porque era el problema inicial, ¿no?, que Jackson “provocó”―. Como si los senos femeninos no existieran 24/7.

Así como en 2004 la gente se ofendió con el seno de Jackson, y en 2014 a nadie le importó que Anthony Kiedis de Red Hot Chili Peppers cantara sin camisa, los pezones de hombre blanco de Adam Levine serán recordados sin censura ni escándalo. Es más, quién sabe si serán recordados.

No está mal que se quite la camisa si quiere, pero sí está mal que no reflexionemos en por qué tantita piel de Janet Jackson ―quien el año pasado fue reconocida como ícono tanto en los MTV EMAs como en los Billboard― ofendió. En pleno 2019, año en que Janet ingresará al Salón de la Fama del Rock & Roll, sigue siendo necesario pedir #JusticeForJanet.

Super Bowl Halftime 2014 Bruno Mars and Red Hot Chili Peppers HD

Puedes descargar música de Janet Jackson en Trebel. La aplicación está disponible en iOS y Android.

Advertisement

Relacionados