Síguenos

Advertisement
James Murphy de LCD en Austin City Limits 2016, (Jack Plunkett/Invision/AP)

LCD Soundsystem regresó después de 7 años con un nuevo álbum titulado ‘American Dream’, obra que según James Murphy -líder de la agrupación- retrata lo desastroso de nuestros tiempos. Este disco se convirtió en el primer álbum de la banda en llegar a la cima de Billboard 200, listado que agrupa los estrenos más escuchados de cada semana tomando en cuenta la cantidad de ventas digitales, físicas y también el número de reproducciones vía streaming a través de una métrica de consumo que cuenta todos estos elementos por medio de unidades.

A pesar de tener una trilogía de álbumes aclamados por la crítica (LCD Soundsystem, Sound Of Slver y This Is Happening), el lugar de la banda en las listas de popularidad apenas alcanzó el décimo lugar en 2010 con This Is Happening y más abajo en la posición número 46 con Sound Of Sliver en 2007.

El dance-punk de LCD Soundsystem se convirtió en uno de los sonidos más interesantes a principios de los años dosmil y actualmente, sus canciones también se han catalogado por muchos como clásicos de la fiesta. Ahí se encuentran “All My Friends”, “Dance Yourself Clean” y la icónica “Losing My Edge” que le dio la vuelta a los clubes anglosajones en la época en la que nació la banda.

Pero, en medio de un mundo en el que reina el reggaetón con “Despacito” y la supremacía pop de “Look What You Made Me Do” de Taylor Swift ¿qué importancia tiene LCD Soundsystem y porqué se ha trepado a las listas de popularidad?

Después una dramática despedida en el Madison Square Garden en 2011, Murphy ha resucitado al grupo con la insistencia de permanecer en la escena musical. En muchas ocasiones, el músico se arrepintió de haber desmantelado el proyecto y se dio cuenta que debía justificar un posible regreso de una manera contundente.

Durante los últimos seis años, Murphy produjo y compuso música para la industria pero se sentía insatisfecho. Él recibió la última advertencia para revivir a la banda al pasar tiempo con David Bowie mientras colaboraba con él en su última producción discográfica, Blackstar. En una charla casual, Murphy le platicó a Bowie sobre la confusión que la causaba si volver o no con su banda. La respuesta fue única e inolvidable: “Si no estás incómodo, no estás haciendo nada”.

Entonces lo supo: LCD Soundsystem no había muerto. El reto era grande, el mundo había cambiado y el contexto era otro. Murphy no escribiría más sobre sus amigos y fiestas, el discurso del nuevo disco navegaría en otra dirección narrativa, así que comenzó a componer un par de temas que satirizan temas profundos con la sensibilidad irónica que siempre caracterizó a la banda.

“american dream”, “call the police”, “other voices” y “tonite” (así, en minúsculas) se convirtieron en canciones con un trasfondo oscuro pero con la energía necesaria para trascender en el universo actual con las complejidades que acontecen día con día.

Además de superar los números, LCD Soundsystem llegó para quedarse en la escena musical gracias a una receta infalible que históricamente ha convertido a los héroes en leyendas: la muerte y la resurrección, la expectativa de un regreso contundente y la metamorfosis natural de una genuinidad inspirada por sus antepasados.

Advertisement

Relacionados