Síguenos

Advertisement
Foto: Ride, Facebook Oficial.

En 2017, algunas bandas de culto regresaron con nuevos discos después de años de no publicar música. Nombres como The Jesus And Mary Chain, Slowdive y Ride fueron parte de las noticias una vez más. Pero ¿quiénes son y por qué es importante su regreso?

Fue en la década de los noventa que la música británica regresó a sus raíces. Las semillas musicales de bandas como The Cure, The Smiths y Sonic Youth germinaron en las mentes de jóvenes de clase media brillantes que en cuestión de un par de años, reflejaron su talento a través de una experimentación compleja al combinar los elementos del rock con la música ambiental y la retroalimentación. La mentalidad del DIY del punk todavía resonaba en la conciencia colectiva y el espíritu de libertad era un objetivo en la vida de toda una generación.

En 1985, los hermanos Reid, que integraban la banda The Jesus And Mary Chain, mostraron los primeros rasgos de un género que se convirtió en una referencia para los británicos, el shoegaze. Este sonido fue la contraparte del pop elegante que se escuchaba en las estaciones de radio con Madonna, George Michael, Prince o el mismo Michael Jackson. El ruido proveniente de los amplificadores provocado por el feedback de las guitarras eléctricas fue un lienzo para que los jóvenes influenciados por el post punk lograran crear álbumes con una estética sonora impulsiva. El género fue clasificado por la prensa británica como todo aquel sonido que tuviera ambientes creados por efectos de guitarra, distorsiones y coros al unísono.

Algunos atribuyen el término al entonces editor de la revista Melody Maker, Steve Sutherland, quien lo inventó para denominar a todo el movimiento musical que emergía a través del sello discográfico Creation Records, propiedad de Alan McGee, quien más tarde se encargaría de firmar un contrato con los hermanos Gallagher (Oasis).

Justo antes de la llegada del britpop, bandas como Ride con su álbum Nowhere, My Bloody Valentine con Loveless y Slowdive con Souvlaki, consolidaron a la escena shoegaze con canciones que según la crítica musical han sido infravaloradas y tienen una tonalidad atemporal. En medio del éxito de bandas como Radiohead, Nine Inch Nails y Smashing Pumpkins y el nacimiento del grunge con Nirvana y Pearl Jam, las bandas de shoegaze se convirtieron en actos poco conocidos pero con un talento que sería reconocido años más tarde por figuras como Robert Smith, quien llegó a remezclar canciones como "Vapour Trail" de Ride. Sin embargo, el género decayó al llegar los años dos mil.

Ride fue una de las bandas más interesantes del momento cumbre del shoegaze. Creada por los estudiantes de arte Mark Gardener y Andy Bell (posterior miembro de Oasis) en 1988, Ride retomó los riffs de Johnny Marr y las percusiones vanguardistas de The Stone Roses para crear su proyecto musical. Con 5 álbumes de estudio grabados entre 1990 y 1996 (Nowhere, Going Blank Again, Carnival Of Light y Tarántula) Ride regresó después de dos décadas en 2017.

Curiosamente, este ha sido un año en el que varias de estas agrupaciones resucitaron. En marzo The Jesus And Mary Chain estrenó Damage And Joy, su séptimo álbum de estudio después de 18 años de ausencia; en mayo Slowdive regresó con un disco homónimo tras su disolución en 1995 y por su parte, Ride volvió a la escena musical con Weather Diaries, un trabajo que demuestra que el sonido del shoegaze conserva su vitalidad.

Advertisement