Síguenos

Advertisement
23435146_10154932736545079_1931508387650338456_n-2.jpg

Marshall Bruce Mathers III, mejor conocido como Eminem, regresó luego de tres años de ausencia a la industria musical con un nuevo álbum llamado Revival, un título que refleja tanto la vida personal del músico como la escena política de Estados Unidos.

Durante un extenso periodo que abarcó de 2002 a 2008, el rapero fue adicto a varios medicamentos recetados como Viccoin, Ambien y Valium, coincidiendo con el periodo en que había alcanzado el éxito con The Marshall Mathers LP y The Eminem Show.

En una entrevista para Rolling Stone, el rapero reveló que fue en sus veintes cuando comenzó a tomar drogas, con la mayor normalidad: "Realmente no comenzó hasta que mi carrera despegó. Probablemente estaba en mis veintes antes de que incluso abriera mi primera cerveza. Pero en cuanto más grande era el espectáculo, más grandes eran las fiestas y las drogas siempre estuvieron presentes. Al principio fue recreativo. Podía salir de gira y después dejarlas, podía pasar el tiempo con mis hijos y pensé que todo estaría bien".

El problema para Eminem comenzó alrededor del año 2002, cuando filmaba la película 8 Mile, una cinta que cuenta la historia de un chico que quería ser una estrella de hip hop en una escena donde predominaban los raperos de origen afroamericano.

"Mi adicción comenzó a convertirse en un problema durante la filmación de 8 Mile. Pasábamos 16 horas en el set y había muy poco tiempo para dormir. Un día alguien me dio Ambien y me mandó directo a dormir. En ese momento dije 'necesito esto todo el tiempo', así que obtuve la prescripción. Después de cuatro o cinco meses, mi cuerpo empezó a tolerarlo y comencé a tomarlo todos los días".

En ese periodo, Marshall había sido acusado por haber apuntado a un hombre con una pistola descargada cuando este vio a su ex esposa besándose con él y lo amenazó en el estacionamiento de un café en junio del 2000. Debido a esto, su adicción creció y cuando al fin fue liberado de toda culpa legal, todo se convirtió en un panorama sombrío para el rapero: "Cuando salí de la libertad condicional por mis delitos (en 2003) y ya no tuve que dar muestras de orina, todo se fue a la mierda. En la gira de 2005, todas las noches estaba jodido".

"Tomaba tantas pastillas que ni siquiera lo hacía para drogarme más. Sólo las tomaba para sentirme normal. No es que no estuviera drogado. Tomaba cantidades ridículas. En un día podía consumir entre 40 y 60 pastillas de Valium y Vidcoin... tal vez 20 o 30, no sé. Estaba tomando mucha mierda", declaró el rapero en entrevista para Rolling Stone en 2011.

"Mi régimen diario consistía en levantarme y tomar un Vidcoin extra fuerte. No podía tomar más de uno a esa hora porque me hubiese ido al hospital inmediatamente. Así que de Vidcoin era sólo eso durante el día. Cuando se acercaba la tarde, a las 5 o 6, comenzaba con dos, tres o cuatro Valium y así hora tras hora. El Ambien era el que me hacía dormir".

En 2007, el rapero tuvo una caída que lo hizo despertar de su carrera sin límites en el mundo de estas drogas. En diciembre de ese año, Eminem tomó una drogra desconocida que alguien le ofreció pues no encontraba su Vidcoin en ningún lado. Esto le provocó estar en la cama durante casi todo el mes y tuvo que ingresar de urgencia al hospital por lo que no pasó la Navidad con sus hijos ese año. "Todo el mes de diciembre estuve dopado. No me acuerdo de nada. Sólo recuerdo no poder levantarme de la cama. No sabía si era de día, de noche, sólo sabía que tenía que usar mi baño. De pronto desperté en el hospital. Los doctores me dijeron que había hecho el equivalente a cuatro bolsas de heroína. Dijeron que me faltaban unas dos horas para morir".

La rehabilitación

Después de esta crisis, Eminem decidió dejar las drogas y buscó todas las herramientas posibles para huir de las adicciones; desde asistir a las iglesias hasta llamarle a Elton John por consejos. "Sabía que tenía que cambiar mi vida. Pero la adicción es una cosa difícil. Creo que recaí a las... ¿tres semanas? Y en un mes había vuelto al punto donde estaba antes. Eso es lo que realmente me asustó. Fue entonces cuando supe: o recibía ayuda, o iba a morir".

El ejercicio fue una práctica que le ayudó a superar poco a poco las adicciones. En 2015, Billboard publicó una declaración del rapero en la que se mostraba contento por estar haciendo ejercicio y así superarse día con día: "Me convertí en un jodido hamster. Hacía 26 kilómetros al día en una caminadora. Me levantaba por la mañana, y antes de ir al estudio, corría 13 kilómetros en aproximadamente una hora. Luego regresaba a casa y corría otros 13".

Revival

En una conversación reciente que tuvo con Vulture, el rapero habló de cómo se levantó después de haber dejado las drogas y cómo se dio cuenta de que tanto su cerebro como su talento se habían minado debido a las sustancias de las cuales fue dependiente durante años: "Encore fue mediocre y Relapse... bueno, eso era lo mejor que podía hacer en aquel momento. Para mí fue un álbum divertido porque estaba empezando a rapear de nuevo tras superar una adicción. Estaba tan espeso y despistado que todos los que me rodeaban pensaban que me había provocado algún tipo de daño cerebral".

Sobre la falta de fuerza en álbumes como Encore, Em detalló: "Estuve en una habitación escribiendo canciones en 25 o 30 minutos porque teníamos que hacerlo, y lo que salió fue muy tonto. Así es como terminé haciendo canciones como "Rain Man" y "Big Weenie".

Acerca de su madurez y los 45 años de edad que lo colocan como uno de los raperos veteranos de la escena musical, Eminem respondió con una actitud que demuestra su crecimiento: "Muchos problemas que tuve al principio existieron porque nunca me di cuenta de la fuerte adicción que tenía. Cuando lo hice, ya era muy tarde. Tenía un temperamento muy malo y con cada cosa, por más mínima que fuera, explotaba. Las cosas están mejor ahora. Me he involucrado en la lucha contra la ira y el mal temperamento. Lo que trato de decir es que ya estoy asentado conmigo y con la fama que tengo. Soy un hombre mayor y estoy creciendo. Eso está bien".

A pesar del renacimiento de Eminem en su vida personal, la crítica se divide al hablar de Revival. Los medios estadounidenses como The New York Times y Rolling Stone, parecen favorecerle por los méritos de haber arreglado su vida y por incluir en una de sus canciones al artista más escuchado de streaming, Ed Sheeran. Sin embargo, medios británicos como The Guardian han mencionado que es un álbum difícil de escuchar y que parece más una apología que un nuevo amancecer para el rapero.

Sobre este tema y lo que actualmente persigue como artista, Eminem dijo a Vulture: "Persigo el éxito de The Marshall Mathers LP. Simplemente, hoy no tengo la furia que tenía en ese entonces. Si lo hiciera, la música sería la misma, pero espero que haya cambiado. SI tuviera la misma ira, significaría que no habría crecido como artista o como ser humano. Técnicamente, siento que hoy soy mejor que nunca para las rimas. No soy la persona que era a los 28. La pasión todavía está allí, pero la ira no".

Advertisement

Relacionados