Síguenos

Advertisement
Foto: Greta Van Fleet, Facebook Oficial.

En los últimos meses, una banda llamada Greta Van Fleet llegó a para demostrar que el rock ha perdido toda su esencia y que lo que existe del género realmente son los vestigios del sonido que alguna vez encumbraron bandas como Led Zeppelin, Deep Purple o Black Sabbath.

¿Cómo lo logró? Irónicamente, colándose al lugar número 1 de la lista Artist 100 de Billboard, siendo una de las primeras bandas de rock en Estados Unidos en llegar a ese puesto desde Atoms For Peace y The Lumineers, quienes lo hicieron en el año 2013.

Si bien Atoms For Peace demostraba la evolución del género musical a un nivel más intelectual y The Lumineers era el reflejo del acercamiento del rock con tintes cercanos al pop y al country, Greta Van Fleet es solo la punta de lanza de una oleada de artistas sin creatividad que han conseguido su popularidad a costa de calcar el sonido de las bandas que los inspiraron.

Esta agrupación originaria de Michigan cuenta con dos EPs y un álbum debut en los que se que materializa el concepto de la nostalgia en la industria musical. Con una lista de más de una decena de canciones en las que se toman la libertad de afinarse en los mismos tonos, usar los mismos acordes y las mismas progresiones que Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin, que a su vez robó varias ideas de canciones de blues para sus propias composiciones.

Además de las partes instrumentales, el vocalista no tiene vergüenza e imita casi con exactitud a vocalistas como Robert Plant o Roger Daltrey de The Who.

En cuanto a lo visual, Greta es una combinación entre Led Zeppelin y ZZ Top; los atuendos son exactamente iguales: botas, abrigos y pantalones de cuero, chalecos diseñados al estilo hippie y por supuesto tienen el cabello largo.

Además de ellos, existen una serie de bandas que han continuado por la misma línea como Wolfmother, quienes desde 2006 aparecieron como los herederos de Deep Purple con una estructura melódica similar a la banda a través de un teclado constante, o Rival Sons y Radio Moscow, quienes retomaron (por no decir se fusilaron) también las melodías de blues y los riffs de Black Sabbath casi de forma exacta. También se podrían nombrar más bandas como The Black Keys, The Raconteurs, Black Rebel Motorcycle Club o Velvet Revolver.

¿Cuál es el problema? Que el rock en sus orígenes se trataba de un sonido revolucionario y novedoso, elementos que en estas bandas no están presentes. Se podrían considerar como productos de algo que sucedió y que ya no provoca, convence o está relacionado con lo que la gente vive actualmente. Ni siquiera en los espacios de nicho, porque existen nuevas formas de expresión como el jazz punk o el propio hip hop, el cual sí ha evolucionado en distintas vertientes.

¿Deberíamos de seguir atados a la nostalgia que inconscientemente nos hace decir 'qué buena' es una banda porque solo hemos escuchado un estilo de música? ¿La creatividad debería de ser una constante en la música? ¿Se vale calificar como una gran banda a alguien que copia?

Lee: El rock está muerto y el hip hop está más vivo que nunca

Advertisement

Relacionados