Síguenos

Advertisement
rita-guerrero-te-extranamos_1.jpg

Este viernes 9 de marzo fue proyectado el filme Rita, El Documental como parte de la 33ª edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara. La cinta, dirigida por Arturo Díaz Santana y coordinada por Aldo Max Rodríguez, es un largometraje que además de contar la vida de Rita Guerrero, vocalista de la banda Santa Sabina, retrata el escenario “estético-político” de México en el periodo que la cantautora vivió y mostró en su obra a lo largo de su vida.

Rita Guerrero nació en Guadalajara, Jalisco, el 22 de mayo de 1964. El gusto por la música lo adquirió de su padre, un trompetista que le enseñó a tocar la guitarra. A los 10 años, entró a un taller infantil de música en la Universidad de Guadalajara. Años después empezó su formación como pianista pero no concluyó los estudios. A los casi 20 años llegó a la Ciudad de México para ingresar al Centro Universitario de Teatro de la UNAM, donde estudió Actuación.

Cantante, compositora, activista, profesora, bailarina, conductora, actriz, Rita fue una de las mujeres que rompió con el estereotipo de la feminidad en la escena musical nacional.

A finales de los años ochenta, viviendo los rezagos del temblor de 1985 y poco después de la gestación del movimiento del rock en tu idioma, los miembros de una banda llamada Los Psicotrópicos encontraron a Rita Guerrero y consolidaron un proyecto inspirado en el misticismo de la legendaria curandera María Sabina, aquella que proveía de hongos a los mismísimos The Beatles en los sesenta.

Con Santa Sabina, Guerrero editó siete álbumes de estudio: Santa Sabina (1992), Símbolos (1994), Concierto Acústico (1995), Babel (1996), MTV Unplugged (1997), Mar adentro en la sangre (2000) y Espiral (2003). Se ha catalogado a su estilo musical como barroco, pues desde sus raíces aprendió los métodos de canto de la época renacentista que aplicó sobre todo en su proyecto alterno, Ensamble Galileo. Según sus compañeros de grupo, la cantautora instauró en la escena “una técnica de canto nueva y una integración de varias artes”.

En el cine, Guerrero participó en la emblemática película dirigida por Alberto Cortés, Ciudad de Ciegos, en la que actuó y cantó junto a otros músicos del rock nacional como Saúl Hernández de Caifanes.

En televisión fue conductora de Águila o Rock, un programa dedicado a impulsar el talento emergente de ese entonces por el cual pasaron bandas como La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio.

Como participante activa de las causas sociales, Rita Guerrero apoyó al Movimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y durante meses llevó alimento a los zapatistas así como a sus familiares.

Según declaraciones de Alfonso “Poncho” Figueroa, miembro de Santa Sabina, Rita Guerrero “es un antes y un después” en la historia de la música mexicana. “Significó la humanización del trabajo musical en el país, pues siempre luchó en contra de las injusticias en la industria y alzó la voz. Rita es nuestra Sor Juana, no por nada fue la heredera del Claustro de Sor Juana, donde también dio clases”, menciona Figueroa.

De acuerdo con información de Gatopardo, el documental presentado en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara fue construido principalmente con una selección musical que funciona como el recurso narrativo más importante de la cinta.

“Es cronológico el documental, así que de alguna manera se van presentando piezas representativas de las distintas épocas. Primero de Santa Sabina, después del Ensamble Galileo, luego salen piezas del coro, entonces como dentro de estos bloques de música que ella hizo, que cantó, los fuimos seleccionando de acuerdo un poco a la narrativa del documental”, explicó Aldo Max Rodríguez, ex pareja de Rita y miembro de Santa Sabina, después de la proyección del largometraje en el evento.

Tuvieron que pasar cuatro años para que Arturo Díaz Santana y Aldo Max Rodríguez concluyeran la cinta que recuerda a manera de homenaje a una de las artistas más importantes del rock nacional.

La apodada Comandanta Rita por sus colegas de la escena musical, murió el 11 de marzo de 2011 después de luchar contra el cáncer de mama. Hoy en día, su legado puede verse en la voz de nuevas generaciones de mujeres que sobresalen en la industria y la recordamos como “una mujer que no se limitó a nada", señala nostálgico Figueroa en una entrevista radiofónica.

Advertisement

Relacionados