Síguenos

Advertisement
Luis Ramon Ibarra

A tan solo unos meses de una de las elecciones más grandes de México, este fin de semana se llevará a cabo el festival Vive Latino, un espacio donde la música converge con la política. Ideas de artistas, asistentes y perspectivas sobre lo que acontece en el país se hacen presentes en el Festival Iberoamericano de Cultura Musical, uno de los más grandes de Latinoamérica.

El panorama electoral se encuentra latente en la agenda colectiva. La relación entre México y el presidente Donald Trump, los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, los números altísimos de corrupción, impunidad y violencia, entre otros temas, han sido parte del discurso de algunos músicos en conciertos de los últimos años, mismos que ahora son retomados con la salida del gobierno en turno. Además, este año se cumplen cinco décadas de la masacre de 1968 en la que estudiantes murieron bajo la fuerza del estado, por lo que parece que estas temáticas se harán presentes en la 19 edición del festival musical.

Lee: Mon Laferte da a conocer sus preferencias políticas

“En estos momentos el festival Vive Latino es un foro político. Se ha vuelto un acto político reunir tal cantidad de jóvenes en ese espacio y hay que aprovecharlo, por la circunstancia insólita que estamos viviendo como país. Hoy más que nunca hay que tomarlo así”, le dijo Fernando Rivera Calderón (Monocordio) el año pasado a La Jornada, cuando fue cuestionado por el aspecto político acerca de este rasgo del festival.

En la edición 2018, tanto el talento nacional como el internacional se han caracterizado por ser actores de la vida política y social. Desde Morrissey, quien ha criticado al sistema de su país incluyendo a sus gobernantes como Margaret Thatcher; las soviéticas Pussy Riot, quienes son conocidas por hablar sin tapujos sobre el abuso en contra de las mujeres y fueron encarceladas por estar en contra del régimen de Vladimir Putin; hasta Molotov, que durante su carrera se han mostrado como los portadores de un discurso crítico a través del sarcasmo en sus letras, son algunos de los artistas que alentaran a los asistentes a reflexionar sobre lo que viene en los siguientes meses.

“Es un año ‘caliente’ en ese sentido y por qué no, somos ciudadanos mexicanos y nos interesa saber (estar informados), así que ojalá haya discurso político; se necesita saber para dónde vamos y si las cosas tienen que cambiar, pues que cambien”, señaló Jordi Puig, fundador y director del Vive Latino, en entrevista para el periódico Excélsior.

Sin embargo, algunos artistas no usarán el escenario para manifestar sus ideas políticas. Tito Fuentes, integrante de Molotov, mencionó que su postura es congruente con sus letras por lo que no habrá nada más allá. “Somos un colectivo. Pero, no mamen, yo odio el pinche sistema. Lo detesto. Apenas toqué en la Obrera, en un estudio de un amigo de Marcos Castro —artista visual— para juntar firmas para Marychuy —la integrante del EZLN que pretendía el registro para postularse como independiente a la presidencia. No lo hice sólo porque es Marychuy, sino para que exista la pinche posibilidad de que un ciudadano, sin experiencia en la rata, pueda entrar a una elección. La verdad es que la política contamina la música. Gimme The Power es un sentimiento, pero politizar la música directamente, me caga porque pierde el chiste”, le dijo el músico a Excélsior.

Lee: Molotov a 20 años de Dónde jugarán las niñas

Héctor Quijada, vocalista de La Lupita, habló también con el diario mexicano sobre cómo han tocado el tema político en su música, en específico, en el disco Te Odio: “Qué curioso, ese disco fue compuesto en medio de un proceso electoral. Por eso hay una fuerte carga del tema en su interior, que nunca ha sido obvio, pero ya con el título dijimos todo. Somos apartidistas, pero racionales. Si nos damos cuenta que en el festival, durante la doble jornada, todo mundo se volcó a tocar el tema, honestamente, preferimos evitarlo para no diluir el mensaje y la sensibilidad”.

Aunque la música sea la protagonista y los artistas digan que la política no lo es, los mensajes sociales que serán expuestos en el festival serán parte fundamental del ejercicio que año tras año hacemos cuando escuchemos canciones como "Voto Latino" de Molotov, "Freedom Is Free" de Chicano Batman o "El Futuro Es Nuestro" de Residente.

Advertisement

Relacionados