Síguenos

Advertisement
KENDRICKALLTHESTARS.jpg

Cuando se dio a conocer que la banda sonora de la más reciente película de Marvel Studios, Black Panther, sería curada por el rapero Kendrick Lamar, todo apuntaba a que sería un éxito rotundo, y lo fue. Desde el 9 de febrero hasta la fecha (21 de marzo) ocho canciones de las catorce que integran el álbum se encuentran en la lista Billboard Hot 100. El disco como tal quitó del primer lugar de Billboard 200 a Culture II de Migos, convirtiéndose en el quinto trabajo consecutivo de Lamar en llegar a esa posición en este listado, que toma en cuenta ventas digitales, físicas y número de reproducciones en plataformas de streaming.

Lee: El soundtrack de Black Panther está en buenas manos: las de Kendrick Lamar

No solo se trata de Kendrick Lamar. En primer lugar, el éxito del primer superhéroe de color que existió en las historietas y que llegó a la pantalla grande este año, ha sido uno de los más rotundos en su categoría cinematográfica gracias a la exposición mediática y las calificaciones favorables que le dio la crítica. La participación de actores, productores, músicos y escritores solo de color -tanto en la cinta como en el soundtrack- fue una acción en contra del racismo latente en el gobierno estadounidense que los medios de comunicación exaltaron y que, como puede leerse en cifras (1.195 mil millones de dólares en taquilla al día de hoy según Forbes) ha despertado sentimientos en el público.

Lee: ¿Qué artistas actuales están influyendo en la música?

En segundo lugar se encuentra el factor musical. La revista Rolling Stone y El País dedicaron algunos párrafos al fenómeno de los soundtracks en las listas de popularidad: “desde enero de 2015, los soundtracks han topado en las listas de Billboard durante 13 semanas diferentes, teniendo más éxito incluso que los géneros o artistas más populares incluyendo la música country o la música electrónica”, señala la primera revista. Algunos ejemplos son la música de la franquicia de Fast And Furious, Suicide Squad, Guardians Of The Galaxy y la banda sonora de The Greatest Showman, que le arrebató la cima a Reputation de Taylor Swift en enero.

Por otro lado, el diario español destaca poner la responsabilidad de los soundtracks en las manos de músicos como Kendrick Lamar, Jack Antonoff en la cinta Love, Simon, Jay-Z en la adaptación del clásico literario The Great Gatsby y Lorde con The Hunger Games: “No parece mala idea dejar esa tarea en manos de músicos de renombre motivados ante el desafío. Kendrick Lamar y Jack Antonoff no inventan nada, simplemente intensifican y mejoran una idea que en los últimos tres años ha empezado a florecer y consolidarse en la industria cinematográfica. Jay-Z ya señaló el camino cuando aceptó la oferta de curar la banda sonora de El Gran Gatsby: el rapero y empresario le propuso al cineasta Baz Luhrmann un listado con piezas de Lana del Rey, Sia, The xx, Florence + the Machine para trasladar al presente la esencia artística de los años 20”.

"Parece haber un resurgimiento de personas interesadas en las bandas sonoras y una nueva emoción sobre ellas", le dijo Dana Sano de Republic Records a Rolling Stone mientras que Mike Caren, especialista en la industria discográfica, menciona en entrevista para la revista que “hay muy pocos impulsores de música en el mainstream: las estaciones de radio locales o nacionales; las compañías de internet como Spotify que tienen a varios editores en distintos territorios, pero las películas taquilleras pueden llegar hasta los rincones del mundo”.

Black Panther y la fórmula de Kendrick

Como si se tratara de los Vengadores del hip hop y el R&B, el capitán Lamar reunió a los más mediáticos y talentosos para musicalizar el universo de T’Challa, Wakanda y sus alrededores: SZA -la mujer de color con más nominaciones en los Grammy-, Vince Staples, Anderson .Paak, Khalid, Jorja Smith, Future, Zacari y The Weeknd, otro de los músicos más exitosos en Estados Unidos.

Con todo ese poder musical en su lúcida mente de productor, Lamar armó una pieza artística que muestra el potencial de ritmos y sonidos africanos, hip hop y R&B en un disco que rinde un homenaje a los ancestros de la música negra.

Lee: Kendrick Lamar, un narrador musical de nuestros tiempos

Advertisement

Relacionados