Síguenos

Advertisement
Financial Markets Wall Street Spotify IPO

Varios sellos discográficos alrededor del mundo, incluyendo Warner, Sony, Universal y la agencia global de sellos independientes Merlin, que tenían poder sobre parte del capital social de Spotify desde sus inicios en 2008, vendieron sus acciones luego de que la empresa sueca entró a la bolsa, reportaron medios como Variety y el periódico El País.

Actualmente, el 87% del catálogo musical de la plataforma procede de los tres grandes sellos (un 7% para Universal -5% suyo y 2% de EMI Music-, un 6% a Sony, un 4% a Warner y tan solo un 1% le correspondía a Merlin, quien vendió todas sus acciones hace unos días.

Sony se deshizo del 17% de sus acciones un día después de que Spotify saltó al mercado bursátil y vendió 32% de las mismas en este mes. Con la venta, Sony ganó 630 millones de euros y se quedó con menos del 3% del capital social de la empresa.

A Sony le siguió Warner, que vendió el 75% de sus acciones ganando 335 millones de euros y quedándose con 1% del capital de la plataforma, mientras Universal Music todavía mantiene intacto su 7% del capital de la empresa sueca.

Merlin, agencia que representa a más de mil sellos discográficos independientes en más de 50 países, vendió la totalidad de sus acciones ganando una cantidad aproximada a los cien millones de dólares según reportes de Music Week.

¿Por qué las disqueras se separan de Spotify?

Sobre la toma de estas decisiones, el director de Warner Music Group, Stephen Cooper, explicó que Warner no deja de ser "una empresa musical, y, por naturaleza, no la titular a largo plazo de acciones cotizadas en bolsa. Esto no tiene nada que ver con la visión que tiene la compañía sobre el futuro de Spotify", señaló.

Para Charles Caldas, CEO de Merlin, los intereses personales de su empresa son prioridad: "Merlin es una organización que existe únicamente para maximizar el valor de los derechos de nuestros miembros y que solo mantiene el dinero que necesita para operar. Está fuera de nuestro alcance mantener una posición de capital a largo plazo en una empresa que cotiza en bolsa, donde existe un mercado líquido y transparente para ese capital. Por lo tanto, trabajamos rápidamente para liquidar nuestro interés en Spotify y hemos transferido los ingresos a nuestros miembros elegibles".

¿Qué significa que dichas disqueras hayan vendido sus acciones?

De acuerdo un análisis preliminar hecho por El País “esta desbandada discográfica del capital social de Spotify comienza a desligar a la industria de la empresa de streaming” y expone aún más la problemática que ha tenido la empresa sueca con los artistas sobre el pago injusto que hay hacia los compositores. Según el diario español, la empresa plantea dos soluciones: “comenzar a fichar artistas independientes que no dependan de las grandes discográficas y saltarse el intermediario” y por otro lado “establecer acuerdos directos con grupos que se decidan a gestionar su propia música, como el que tienen firmado con Metallica desde 2012”.

Spotify y YouTube, las dos plataformas más utilizadas en el mundo, son las que menos le retribuyen a los artistas. La primera cuenta con el mayor número de suscriptores en el mundo (más de 75 millones) pero el pago por reproducción de una canción es de 0.0038 dólares.

Advertisement

Relacionados