Síguenos

Advertisement
Aphex Twin, 'Richard D. James Album'.

La segunda semana de este 2019, el festival Ceremonia dio a conocer que, junto a Massive Attack, Aphex Twin encabezará su séptima edición. Será la primera vez que la enigmática figura de la electrónica experimental pise suelo mexicano.

De acuerdo con Ricardo Marín, locutor de Ibero 90.9, su presentación en nuestro país sería impredecible: “Algunos decían que en Mutek, otros decían que lo mejor sería un toquín en un sótano del ‘peor’ barrio de la CDMX. Unos inclusive aventuraban que nunca iba a pasar. Pero hoy podemos decir ya con toda certeza y desechando carteles falsos, que Richard D. James aka Aphex Twin aka AFX aka The Tuss aka Bradley Strider aka Caustic Window tocará en México en 2019”, escribe en el blog de la estación de radio de la Ibero.

Tal ha sido la euforia por su visita que en Facebook se ha desatado una oleada de eventos falsos creados por varios usuarios, donde se anuncia la presencia del músico en escenarios alternos al de Ceremonia; desde una visita a Los Pinos hasta una en La Feria Del Caballo.

Aphex Twin Facebook.

Esto no es para menos. Richard David James, además de ser reconocido por medios como The Guardian como “la figura más inventiva e influyente en la música electrónica contemporánea”, está rodeado de un misticismo casi indescriptible.

Para adentrarnos en su universo platicamos con Uriel Waizel, periodista musical y ferviente seguidor del músico desde hace años, quien nos platicó sobre la relevancia de su discografía, lo que ha representado para la música y nos dio unos consejos para entrarle de lleno antes de verlo en el festival.

“Todos (los discos) tienen algo en particular. Como fan uno ama todos los trabajos. Si hay un álbum que para mí sería el favorito es sin duda el Selected Ambient Works Vol. 2, 1994, disco doble, 24 tracks de puro vapor, de puro ambient, de texturas, de paisajes desoladores, alienígenas, de viaje astral, un disco que hizo entre despierto y dormido en la vigilia del sueño con el equipo de producción en su habitación. Dormía un poco, soñaba música, se despertaba, la tocaba, la grababa, se volvía a dormir y así capturó el material de sueños. Realmente se transmite. Es un disco abismal, de mucha soledad, de muchísima introspección y donde parecería que todos son bocetos de ambient pero realmente las piezas tienen unas secuencias muy poderosas, muy hipnóticas y que invitan a regresar. Para mi el disco es como un mantra al cual puedo recurrir como para ir a un lugar. No es un lugar seguro porque te ataca y te confronta pero me gusta que ese disco sea como un refugio", menciona.

"Mi recuerdo más entrañable con Aphex Twin sería escuchando el Selected Ambient Works 2 en el piso de abajo de la casa de mis papás en Echegaray en Satélite, tirado en la alfombra y con los ojos cerrados, dejando de cada una de las canciones me llevara a un estado del sueño a un momento espiritual, en aquella época estaba muy clavado como en inteligencias extraterrestres y otras entidades astrales, entonces ese disco me transportaba a páramos lunares, esperaba que ese disco lo hiciera”, relata Uriel sobre su experiencia con su álbum favorito.

Lee: Conoce 4 live acts de electrónica imperdibles

“Hablando de otros discos. Lo peculiar de Selected Ambient Works Vol. 2, a pesar de que es su obra monolítica, no describe bien lo que es Aphex Twin o por lo que más se le conoce. Él proviene de un entorno dance, rave, house, y el disco que representa esa época es Selected Ambient Works Vol. 1 o más bien Selected Ambient Works 85-92”, menciona sobre uno de los trabajos más reconocidos de James. “Son piezas bailables, ligeras, muy pop, en un sentido de cómo se grabaron, que más que para reventar en la fiesta, es más un disco para escucharlo en audífonos y bailando en la cabeza. Mi track favorito de ese álbum es ‘Ageispolis’ que después Die Antwoord samplearia para ‘Ugly Boy’”.

Lee: Massive Attack y Rosalía encabezarán Ceremonia 2019

Ageispolis - Aphex Twin

Sobre el acercamiento de Aphex Twin a sonidos más allá de su contexto, Uriel explica: “En 1995 con I Care Because You Do y en 1996 con Richard D James LP, empieza a romper con el 4/4 (cuatro cuartos) del ritmo del house y se mete en el breakbeat, el jungle y el drum & bass, que son los ritmos que estaban de moda a mitad de los noventa. A eso le añade minimalismo al estilo Philip Glass y cuerdas”.

Durante esa época, el músico apenas daba a conocer su imagen: “En ese periodo es donde justo deja de ser un faceless techno artist, porque lo que sabíamos de Aphex Twin eran unas cuantas fotos que salían en la NME y la Melody Maker. El logotipo de Aphex Twin ya aparecía desde el 85-92, pero no daba la cara... como que a la gente le empezó a gustar su cara por alguna razón, o era guapo, no sé, era este pelirrojo de una mirada extraña. En I Care Because You Do se ve su primer autorretrato con esta sonrisa macabra como de gato de Cheshire de Alicia en el País de Las Maravillas y esa cara fue tan pegadora tan shockeante que para el Richard D James LP sale esta misma sonrisa pero como en esteroides, retocada de una manera más perversa y más sombría, ahí se redondeó su mitificación. Después vino el EP Come To Daddy y ahí fue la epítome de todo este rollo del rostro”.

“En 2001 viene Drukqs un disco doble muy extraño, no tan bien logrado, yo creo que son maquetas, bocetos, no sabía bien qué quería (no es que sea el peor disco, nada más es el más difícil), pero de ahí viene una de las canciones favoritas, que más gente ha escuchado en el mundo, al menos en Spotify tiene 85 millones (de reproducciones), y que tampoco tiene que ver con el Aphex Twin que vamos a ver en Ceremonia. La canción se llama ‘Avril 14th’. Es un pianito impresionista, romántico, que parece del siglo XVII. Me parece que Sofia Coppola usó ese track para el soundtrack de Maria Antonieta, Kanye West también lo ha sampleado y es una hermosura el track”.

Avril 14th - Aphex Twin

“Después se nos perdió Aphex Twin durante 13 años hasta que afortunadamente en 2014 regresó del silencio con Syro. Es un disco que se acerca también al Aphex Twin actual, ya como haciendo lujo de todas sus máquinas, del sello que solamente él tiene, porqué los sintetizadores que utiliza no son comunes, son aparatejos que él va armando o consiguiendo, es medio ingeniero entonces las canciones tienen nombres de proyectos como si fueran de tabletas, circuitos electrónicos o nombres de aparatos con los que estuvo experimentando”, menciona Uri sobre la obsesión de James con las máquinas.

Syro es un estudio de ritmos de pedazos de canciones de frankensteins, un disco muy difícil de aprender, nada pop, y sin embargo esa canción con la que regresó que se llama 'minipops 67 [120.2][source field mix]' es bastante tarareable si la escuchas varias veces. También la recomiendo. No obstante lo amorfo de ese disco es muy bueno. Después vienen unas maquetas y EPs. Como que empezó a tener diarrea productiva después de ese silencio de 13 años, sacó el Cheetah EP (2016), entre otros”.

minipops - Aphex Twin

Cómo entrarle a Aphex Twin

Uri también nos recomienda como entrarle a Aphex Twin: “Yo diría que través de los cuatro videoclips más notables, tres de los que hizo con Chris Cunningham y 'T69 Collapse' con Weirdcore. Los de Chris Cunningham, empezando por 'Come To Daddy', donde muchos niñitos traen la cara de Aphex, corren por un edificio británico decadente y le rinden culto a una figura demoníaca que después le mete un grito de otra dimensión a una viejita… Creo que eso es mucho de lo que hace. Esta constante que tiene de poner su rostro en todas las cosas, clonarse, tener un séquito como de minions, fans que se replican, que se contagian del aphexismo. Esta cosa como de shockear y glitchear, una cuestión como de Poltergeist”.

Come To Daddy - Aphex Twin

“Luego ‘Windowlicker’ es una gran ironía, es la canción más pop que tiene burlándose del pop. Aquí sale una limusina tremenda en un lugar tropical que podría ser Miami o California, dónde están estos hombres buscando diversión, burlándose un poco del gangsta-rap de los noventa, y se les aparece Aphex Twin, casi como si se les apareciera Mefisto o Fausto. Les cumple todos los deseos de una manera perversa. Nuevamente sale el rostro de Aphex pero ahora en unas prostitutas; se convierte en un doble de Michael Jackson y con eso él perpetuó este mito, de él, su logo, su exageración, su radicalidad”, señala.

Windowlicker - Aphex Twin

“Luego el video de ‘Rubber Johnny’, más que un track es más un videoarte, Rubber Johnny es un personaje deforme como un freak, un humano olvidado en un lugar oscuro. Son contorsiones de este personaje repugnante con un breakbeat de Aphex, es un video muy morboso y al mismo tiempo muy atractivo”.

Rubber Johnny - Aphex Twin

“Y lo más reciente, lo que más se parecerá a lo que veremos en el show proyectado en las pantallas en Ceremonia será el video de 'T69 Collapse', que Collapse es el nombre de su nuevo EP que salió en septiembre de 2018 bajo el sello Warp Records, y es esta deformación de la realidad mediante un trabajo de procesos gráficos muy complicado. Un video que se colapsa sobre la propia mitología de Aphex Twin con los rostros y los logos, con cosas típicamente inglesas, con paisajes de Cornwall que es la esquina del Reino Unido, la isla británica donde nació. Ese video es lo más cercano a lo que va a presentar en su tour”.

T69 Collapse - Aphex Twin

Lee: Calendario de festivales y conciertos en México 2019

¿Cómo será la experiencia de Aphex Twin en Ceremonia?

“Hay que prepararse para una guerrilla sonora, para un sonic warfare, no es un show que se baila, es un show que se sufre un poco, tira beats por minuto mucho más arriba de lo que el cuerpo y el oído pueden procesar para bailar con una cadencia normal. Más bien es una ametralladora de beats que te pega en el plexo solar, te pega en el estómago y no está padre. Es un show medio terrorista, pero también, gracias a los visuales de Weirdcore es entretenido. Cyberpunk sería la palabra, incluso por lo retro del término, al mismo tiempo cibernético y al mismo tiempo retro al mismo punk, digital, anárquico, que no se te queda más allá porque son imágenes poco comunes, deformes, errores… la belleza del error”, describe.

Un texto realizado con la colaboración de Uriel Waizel / @uriw.

Advertisement

Relacionados