Síguenos

Advertisement
JUSTINTIMBERLAKE.jpg

Después del show de medio tiempo del Super Bowl 2018, asistentes al evento y miles de televidentes alrededor del mundo contemplaron la posibilidad de que Justin Timberlake estuviera haciendo playback en algunos momentos de su presentación.

Esta no es la primera vez que se da una controversia de esta naturaleza. En 2014, durante el show de Bruno Mars, los Red Hot Chilli Peppers se le unieron para bailar y tocar… con los instrumentos desconectados.

De acuerdo con la página web Vox, la producción de audio en el inicio del show de Timberlake fue un completo desastre: “Fue un comienzo confuso, caótico y fue radicalmente distinto del resto del espectáculo. Esto debido a que hubo una desincronización entre lo que Timberlake estaba cantando y los coros que se escuchaban en el ambiente”.

Esto provocó las primeras dudas entre críticos y audiencia sobre si el autor de “Rock Your Body” estaba realmente cantando o simulando la voz.

En un artículo publicado en febrero de 2004 en The New York Times, el periodista Chris Nelson expuso que hacer playback era una práctica tan común como la de grabar discos. Desde la época del rock and roll hasta nuestros días, hacerlo es válido debido a las circunstancias que siempre han existido en televisión.

“De acuerdo con Marc Weingarten, autor del libro Station to Station: The History of Rock 'n' Roll on Television, nadie tenía el dinero para pagar los recursos que se necesitaban para una presentación en TV, así que todos pretendían tocar en vivo en esos días”, menciona Nelson.

En cuanto al Super Bowl, el asunto es todavía más complicado que una presentación en TV de algún show de fin de semana. El espectáculo de medio tiempo se prepara en menos cinco minutos contando la producción y también el tiempo en televisión, lo que no permite que existe un doble chequeo de instrumentos o micrófonos.

"Cuando estás transmitiendo para 800 millones de personas, no puedes darte el lujo de revisar dos veces”, le dijo Paul Liszewski, coordinador de sonido del Super Bowl al periodista estadounidense.

Al respecto, la revista Slate publicó una guía para determinar si un artista está haciendo playback. En general, el movimiento es el principal factor para darse cuenta.

La posición del micrófono

Si el micrófono se mueve de un lado a otro y en ningún momento se mantiene quieto para que el artista en cuestión se detenga a cantar, es probable que simplemente imite con los labios la letra de la canción. También hay que escuchar si el canto es constante y el final de las frases, según el instructor vocal Justin Stoney, que platicó con el diario San Francisco Gate.

El movimiento de la garganta

Aunque parezca ridículo, observar los movimientos de la garganta del músico es garantía. Estos son involuntarios por lo que, si en verdad está cantando, el cuello debería moverse. Además, debe haber sincronía entre algunas notas altas que producen más movimiento y una mayor probabilidad de equivocarse, que también es algo natural en las interpretaciones en vivo. Una canción no puede escucharse totalmente igual a como se escucha en la radio.

Bailar y cantar al mismo tiempo

Cantar y bailar simultaneamente requiere de mucha práctica y talento. Esto quiere decir que si algún músico lo hace en televisión, necesita de sincronía para hacerlo de forma natural. Es complicado. Músicos como Michael Jackson, Beyoncé y el propio Justin Timberlake le han dado prioridad al baile antes que a su actuación vocal.

El tiempo

Este puede ser el factor más evidente. Se nota cuando un artista canta una línea después de que se escuchó en el televisor, o bien, deja de cantar y su voz sigue sonando.

Advertisement

Relacionados