Síguenos

Advertisement
Jaden Smith en concierto.

En años recientes hemos visto la evolución de la industria musical a través de distintas maneras; en su forma de crearse, en su método para publicarse, y también, en su adaptación a las redes sociales, las cuales, hoy en día tienen un papel fundamental a la hora de que un artista de a conocer su música.

Más allá de cómo los músicos se han adaptado al streaming, donde se han saltado la barda de los estándares tradicionales para la distribución y el lanzamiento de sus canciones y discos, existen nuevas formas de llamar la atención de una audiencia pero también de publicar música, usando plataformas que en su origen no tenía contemplado fungir como un espacio digital para alojar canciones.

Lee: Así es como el streaming logró cambiar la forma de publicar discos y canciones

Una de estas redes que se han popularizado entre algunos raperos para publicar música ha sido Instagram, un espacio que así como el streaming, ha evolucionado; originalmente era una red para publicar fotos y hoy en día se ha convertido en la bitácora de la vida personal de todo tipo de personas, además de contar con su propio espacio televisivo.

¿Quiénes han publicado su música en Instagram?

La primer persona en usar la red social para lanzar música oficialmente y retar a la industria a través de la red que ahora le pertenece a Mark Zuckerberg (creador de Facebook) fue la joven rapera Tierra Whack, que con 22 años cumplidos, lanzó su álbum debut Whack World el 30 de mayo de este año.

Whack comenzó su carrera como artista independiente en SoundCloud en 2015 y fue con el video “Mumbo Jumbo” el año pasado que comenzó a ganar popularidad entre los escuchas de rap underground. Con su álbum debut, la rapera se limitó a crear un disco de 15 minutos con 15 canciones pensadas con su propio video para publicar en Instagram, sin necesidad de una disquera detrás, un intermediario o incluso una plataforma digital. Además, lo publicó de tal manera que la portada del álbum se viera distribuida en cada una de las publicaciones (las canciones), una nueva forma de visualizar el arte de un disco.

Ver esta publicación en Instagram

Black Nails

Una publicación compartida por Tierra Whack (@tierrawhack) el

Otro que se dispuso a hacerlo fue Jaden Smith quien publicó un remix de su álbum original de 2017, Syre, en esa misma red social, a la cual en un tuit había calificado como que “no era la respuesta” ante la industria musical y terminó apostando por subir las nuevas mezclas de un álbum ya publicado a su cuenta oficial.

Ver esta publicación en Instagram

Album Out Now On All Streaming Platforms. -SYRE

Una publicación compartida por Jaden Smith (@c.syresmith) el

¿Qué significa para la industria?

Antes de que incluso existieran las stories y la función de IGTV, Alex Suskind, editor de @music (la cuenta oficial de música de la plataforma), señaló en 2016 que “un cuarto de las 500 cuentas más importantes de Instagram son de músicos, así que se puede decir que la música ya vive dentro de Instagram”.

Si estos datos los sumamos con las recientes contribuciones de Smith o de Whack, podría orientarnos hacia lo que podría ser el futuro de la música. En un futuro cercano, los artistas emergentes y más jóvenes tendrán la oportunidad de alojar su música en Instagram.

Para AWAL, empresa distribuidora independiente de música, la oportunidad de hacerlo en esta red es algo “marginal” por el límite de tiempo que tiene una publicación en la plataforma, actualmente no podría subirse una canción de 3 minutos (duración estipulada de un tema pop en la actualidad, todavía).

Pero, ¿qué sucede si un día Zuckerberg ve este artículo, lo traduce y hace que los artistas puedan subir sus canciones sin ninguna restricción como lo está implementando Spotify?

Sucederían varias cosas que podrían impactar a la industria musical:

  1. La música estaría disponible para escucharse en cualquier momento y sin tener que suscribirse.
  2. Los seguidores de un artista, además de tener sus canciones disponibles, podría generar una interacción directa. Esto quiere decir, que cuando un músico suba una canción, alguien podrá responder qué tal le pareció y el artista podrá contestar.
  3. Podrían haber cientos de formas para presentar un disco: a través de fotos, de videos, de audios con una fotografía, a través de IGTV, etc.
  4. Las disqueras tendrían que adaptarse a las restricciones de Zuckerberg, si quieren entrarle a la jugada, al fin de cuentas, Instagram en suyo.

Lee: Spotify permitirá que los artistas suban su propia música a la plataforma

Advertisement

Relacionados