Síguenos

Advertisement
rhye-mexico.jpg

Mike Milosh es, entre muchas otras cosas, una de las pocas personas que ha visto un extraterrestre. No es broma. En una entrevista con Evaristo Corona para la plataforma gratuita de podcasts Puentes, en el marco del festival Bahidorá 2016, el cantante y compositor canadiense dijo –muy en serio– que en más de una ocasión ha visto objetos no identificados. Primero, una serie de luces extrañas en el cielo, cuando vivía en Toronto. Años más tarde, en California –donde reside actualmente, en Los Ángeles–, esas luces inexplicables volvieron a hacerse presentes.

Pero el momento cumbre en esa serie de contactos con seres de otro planeta se dio cuando vio a un extraterrestre en el desierto, cerca del destacamento de la fuerza aérea estadounidense conocida como Área 51, donde Milosh se encontraba debido a su presentación en el festival Further Future, que tiene lugar en el estado de Nevada.

Podría tratarse de una gran mentira, pero pensar que uno de los músicos más brillantes y prolíficos del pop actual está obsesionado con los extraterrestres y con las posibilidades de la composición y de la música en general es un aspecto que le confiere un aura fascinante.

Mike Milosh es también la mente maestra detrás de Rhye, un proyecto de downtempo que fundó en 2012 con el productor danés Robin Hannibal. Su álbum debut, Woman, vio la luz en 2013 y fue considerado uno de los mejores discos del año por la crítica especializada.

Cuando pasó todo esto, Milosh ya tenía un largo camino recorrido en la música. Como solista debutó en 2004 con el álbum You Make Me Feel. Desde entonces mostró una marcada inclinación por la electrónica, concretamente con el sonido relajado del downtempo. A este le siguieron tres discos como solista: Meme (2006), III (2008) y Jet Lag (2013).

El canadiense compone música todo el tiempo: en el baño, cuando sale a pasear a su perro, durante los vuelos de avión. Su ímpetu creativo no se detiene. Y lo más interesante es que, según mencionó en la entrevista con Puentes, los nombres de los proyectos con los que publica dicha música, para él, son lo de menos.

De hecho Rhye estuvo a punto de cambiar de nombre. Su segundo álbum, Blood, que será lanzado el 2 de febrero, en realidad estaba listo desde 2016, pero las complicaciones con su disquera y la imposiblidad de llegar a acuerdos para su distribución provocaron que su lanzamiento se pospusiera año y medio. La paciencia de Milosh estuvo a nada de agotarse y llegó a considerar la publicación de esos temas bajo otro nombre.

Las canciones de Rhye apuestan por las emociones más que por la estructura formal de las mismas. Son concebidas con esa intención y lo logran muy bien: una escucha a los temas de Woman equivale a un recorrido por emociones tan diversas que pueden ir de la sensualidad a la melancolía por medio de sofisticadas transiciones que resultan casi imperceptibles.

Tras haber anunciado en diciembre pasado la fecha de lanzamiento de su nuevo álbum, Milosh comentó a Pitchfork que Blood es una obra concebida para tocarse en vivo, contrario a su álbum debut, el cual salió de un estudio para, en una siguiente etapa, pensar en la manera como sería presentado en concierto. Se trata de una nueva aproximación a la manera de crear canciones cuyo brillante antecedente genera una expectativa muy alta.

Rhye se presentará el 1 de febrero en Frontón México.


Advertisement

Relacionados