Síguenos

Advertisement
beck-height-weight-body-measurements-2.jpg

Beck es uno de los músicos que han moldeado la música alternativa a lo largo de más de dos décadas. El estadounidense se ha definido a lo largo de su carrera como un músico arriesgado que ha jugado con distintos géneros musicales. Desde los matices folk que mostró al inicio de su carrera con su guitarra acústica y beats de hip hop, hasta su experimentación con el funk, el soul y la psicodelia en los discos que publicó en los noventa. Medios como la revista Rolling Stone lo han descrito como una figura que heredó la inspiración lírica de discos como Highway 61 Revisited de Bob Dylan y el espíritu transgresor de Beastie Boys.

Fue en 1994 cuando entró a las listas de popularidad con "Loser”, una canción que con el tiempo se ha convertido en un emblema de las playlists de música denominada como indie, debido a su origen independiente. Desde un comienzo, el músico ha sido un fiel seguidor de los sonidos lo-fi, lo que se traduce el uso de instrumentos y recursos de producción rudimentarios.

Lee: Los personajes más adorables de Instagram protagonizan el nuevo video de Beck

Fue con el disco Odelay de 1996, que Beck descubrió su fórmula musical única. Se alejó de la bohemia dylanesca que mostró con su primer sencillo y unió lazos entre el funk, el punk, el hip-hop y hasta el jazz en canciones como “Devil’s Haircut”, “Novocane” y “The New Pollution”.

A través de Mutations, su disco más personal; Midnight Vultures, un disco que hace guiños directos a la música de Prince; Güero, uno de sus álbumes más recordados; Modern Guilt; y Morning Phase, álbum que se llevó tres premios Grammy en 2015 incluyendo el de Mejor Álbum del Año, Beck ha evolucionado y ha fungido como uno de los músicos vanguardistas del siglo XXI.

En la sexta edición del festival Ceremonia, Beck presentará Colors, una obra de pop experimental creada en colaboración con Greg Kurstin, uno de los productores del género que se ha involucrado con diversas figuras simbólicas de la industria como Liam Gallagher, Halsey y hasta Foo Fighters. Según el propio Beck, la producción es una visión personal de la música para él en el momento: "Estas canciones complejas tratan de ser dos o tres canciones a la vez. No son retro ni son modernas. Hacer que todo se escuchara bien sin convertirse en un revoltijo fue un desafío”, le dijo el músico a Rolling Stone.

Lee: A Beck le gustaría trabajar con Kanye West

Musicalmente es un trabajo sonoro que resalta las cualidades de una producción inspirada en figuras como Brian Wilson y Phil Spector: "La idea de hacer un disco pop como una pieza de arte me pareció fascinante. Fue como crear canciones recordando los mejores tiempo de Motown, Phil Spector y Brill Building. Gente en un edificio escribiendo una canción pensando en unir todos los hilos. Pienso que sobre todo tenía curiosidad de saber qué se sentía escribir de esa forma. Escuchas todas esas historias en las que todos perdían la cabeza para lograr esos tracks. Como las historias de Brian Wilson o el propio Phil Spector”, señaló Beck en una entrevista para NPR.

Sin pretensiones ni el objetivo de involucrarse en temáticas complicadas, el nuevo disco es un shot de entusiasmo: "Quería que el disco fuera uno de esos álbumes que pones, estás en el auto y de alguna manera eleva el estado de ánimo y te sientes un poco mejor”, comenta el músico en la misma conversación. De hecho, escribió la mayoría de las canciones del disco cuando “Happy” de Pharrell Williams era el hit máximo en las listas de popularidad de todo el mundo, una coincidencia creativa interesante.

Con toda la influencia que ha significado su música para la industria y esta nueva producción discográfica bajo el brazo, Beck se presentará a las 12 de la noche este sábado 7 de abril en el Centro Dinámico Pegaso en la sexta edición de uno de los festivales más emotivos de nuestro país.

Lee: Razones por las que tienes que ir al Festival Ceremonia 2018

Advertisement