Caso de difamación del NYT contra Sarah Paul: ¿La acción extraordinaria del juez Ragoff revivió su confianza legal?

pero juez Tal vez se pregunte si habló demasiado pronto.

El miércoles, los jueces aún estaban debatiendo cuando supieron que el tribunal había desestimado el caso meticulosamente observado, y algunos de ellos enviaron alertas de mensajes a sus teléfonos sin darse cuenta.

Aunque el jurado dijo que la información no afectó su veredicto, planteó la oportunidad de Paul de apelar. Los observadores legales argumentan que Destitución repentina de un juez -y la prensa sintiendo que esto provocó- contaminó accidentalmente al tribunal arbitral, al que se le ordenó evitar toda noticia del juicio.

El tema también estuvo bajo el escrutinio del juez federal de Nueva York Ragoff, quien ha sido ampliamente elogiado por su trabajo en más de 26 años de inmigración continua, delitos de cuello blanco y la pena de muerte.

No es raro que un juez desestime un caso como no elegible, pero el tiempo es esencial aquí. Por lo general, un juez desestimará un caso y deliberadamente enviará al jurado a casa o esperará su veredicto antes de hacer público el despido. Al publicar su anuncio en medio del debate del lunes, Rakoff ha confundido a los observadores legales, y puede haber dado nueva vida a un caso que intentó concluir por primera vez hace cuatro años.

“Creo que es muy inusual cómo lo manejó el juez”, dijo Charles Harder, un abogado que representa a celebridades en guerras de alto perfil contra compañías de medios, con los veredictos exitosos para Hulk Hogan. Caso Invasión-Privacidad En 2016, Melania Trump demandó al traficante de rumores Cocker y al Daily Mail. Harder, quien supervisó el juicio en Nueva York, dijo que no estuvo involucrado “Los jueces pueden ser lastimados fácilmente por lo que dicen y hacen”.

Ragoff, de 78 años, ha estado involucrado en el caso de Paul desde 2017, cuando era exgobernador de Alaska. The Times demandado por difamación por un editorial tergiversado Su grupo de acción política ayudó a provocar tiroteos masivos en 2011.

Dos meses después de que se presentara la demanda de Paulin, Rakoff desestimó el caso y concluyó que no era elegible. Pero el Tribunal de Apelación envió el caso Regresó a su tribunal de Manhattan para una audiencia este mes para investigar si el Times actuó de manera irresponsable o sabía que estaba publicando una mentira. Aunque Rakoff denunció al Times esta semana como un “editorial desafortunado”, se puso del lado del argumento del periódico de que fue un “error honesto” y que se rectificó rápidamente.

READ  Amazon sube el precio de las membresías Prime anuales a $139

Algunos expertos legales creen que Ragoff decidió anunciar su destitución en medio del debate para evitar la necesidad de otro juicio. Al conceder al Tribunal de Apelación que la decisión del jurado revocó su decisión.

Cuando el jurado volvió con la misma decisión que Ragoff, pareció ser un “doble golpe” contra el caso de Paulin, dijo Sonja R., profesora de derecho en la Universidad de Georgia. Oeste dijo; Si Pauline acepta la apelación, sus abogados deben convencer al Tribunal Superior de que tanto Rakoff como el jurado tuvieron la culpa.

Pero luego estaba la forma en que anunció el despido, agregó West, calificándolo de “un veredicto general en un momento extraordinario”. No está claro por qué no esperó hasta el final del debate, lo que podría haber evitado que el tribunal arbitral se contaminara.

Rakoff explicó el momento de su anuncio cuando se publicó el lunes. “Antes de decidir sobre esta moción, estaba seguro de que tendría que esperar a que el tribunal arbitral diera su veredicto en este caso”, dijo a los fiscales. “Pero cuanto más pensaba en esto durante el fin de semana, más pensaba que era injusto para ambas partes”.

Después de escuchar todos los argumentos, agregó: “Sé de dónde vengo, así que quiero informarlo a las partes”, pero como es probable que el caso sea apelado, pensó que la corte de apelaciones “se beneficiaría enormemente”. De saber cómo decidió el tribunal arbitral”.

Pero como reveló el tribunal el miércoles, al menos algunos de esos teléfonos pertenecían al jurado, que en ese momento todavía estaba debatiendo.

READ  Al menos 3 helicópteros militares rusos han explotado durante un ataque ucraniano en el aeropuerto de Gerson

Rakoff escribió en un comunicado el miércoles que “los miembros del jurado aseguraron repetidamente al secretario legal de la corte que estos anuncios no los afectaron de ninguna manera ni desempeñaron ningún papel en sus discusiones”.

Ragoff señaló que ningún comité legal había planteado objeciones cuando dijo el lunes que planeaba anunciar el resultado de su destitución mientras el tribunal arbitral estaba deliberando.

Sin embargo, a raíz de la revelación del jurado, el juez ofreció celebrar una conferencia telefónica conjunta “si alguna de las partes sentía que tenía el desahogo que buscaba”.

Los abogados de Pauline sugirieron previamente que ciertos aspectos del caso podrían ser apelados. Con la revelación del jurado, su camino hacia una apelación exitosa puede ser un poco más fácil, dijo Harder.

paulina v. New York Times Porque se observaba minuciosamente entre periodistas y juristas. Capacidad para desafiar los estándares para ganar una demanda por difamación contra una organización de noticias. Bajo el fallo de la Corte Suprema de 1964, figuras prominentes como Pauline tuvieron que demostrar que una publicación actuó con “real malicia” -básicamente, para atraparla- y la verdad con “negligencia irresponsable” al publicar la polémica declaración. Esto establece una barra alta, que protege a los editores de incurrir en daños masivos.

El veredicto de Ragoff contra Pauline el lunes, como lo fue en 2017, Centrado en la sospecha de que se había enfrentado a la prueba del “verdadero mal”.

Algunos críticos de la prensa insisten en que el caso de Pauline debería ser apelado ante la Corte Suprema, donde la mayoría conservadora podría reescribir el paradigma de 1964, que era más favorable a “figuras públicas” como políticos y celebridades. Mientras tanto, los medios de comunicación y los defensores de la prensa afirman que debilitar la calidad de las calumnias es perjudicial para la libertad de expresión.

El juicio de Paul es el último de una larga lista de casos importantes ante Rakoff. Después de la Gran Recesión de 2008, se hizo famoso por imponer duras multas a las empresas. Fue acusado de participar en fraude hipotecario y otras prácticas sospechosas. Los resultados de Rakoff provocaron a las agencias federales Debería buscar castigos más severos Y admitir errores.

READ  Las acciones tecnológicas están tirando de la combinación S&P 500, Nasdaq

Rakoff, que tiene una maestría en derecho de Oxford y Harvard, dijo que estaba orgulloso de su decisión de 2002 de que la pena de muerte federal era inconstitucional, aunque esa decisión fue anulada en apelación.

(“Si nunca se ha retirado de la apelación”, Le dijo al Washington Post Una década más tarde, “es posible que haya tenido una visión muy estrecha de la ley”).

Sus sentimientos sobre la pena de muerte se desarrollaron: uno de sus hermanos fue asesinado a golpes en Filipinas en 1985 y dijo: “Si me hubieras preguntado, habría dicho que apoyo la pena de muerte”. Le dijo al Financial Times En 2015. “Pero, como juez, me impulsó lo que vi y aprendí a tener una visión más compasiva de las sentencias”, dijo, y agregó que, al final, la pena de muerte impide la reconsideración de casos que se han decidido injustamente.

A principios de esta semana, Ragoff llevó a cabo el juicio de Paul relativamente bien, con varios días de testimonios y testimonios, incluido el testimonio de una estrella de un programa de telerrealidad que se convirtió en una estrella política republicana, evitando dramas importantes durante el arbitraje.

Le inyectó algo de agilidad a la acción. Después de que Paul testificara que Paul apareció una vez como invitado en “The Masked Singer”, pero que no cantaba ni bailaba solo, el entusiasta bailarín de salón Rakoff expresó su incredulidad. “Te pierdes una de las mayores alegrías de la vida”, dijo. “Te animo a que lo reconsideres”.

Según el desarrollo de esta semana, esta no será la última charla en la corte entre los dos.

Los escritores del personal Sarah Ellison y Elahe Isadi contribuyeron a este informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.